La ninfa y la rosa

(Aparece la ninfa junto a la charca, está sentada sobre sobre una roca con los pies en el agua. Sobre su regazo esta Sasha, que apoya su cabeza sobre el brazo derecho)

 

Neyebek : Mi querida Sasha (el animal levanta la cabeza y la mira mientras ella le acaricia la cabeza) , sabes este fue mi letargo durante las semanas lunares de transición hasta que Erika me despertó de aquella agonía, ¿la recuerdas?, gracias a ella pude sentir la frescura del agua, la liebertad, el fin del silencio y la soledad … (agacha la cabeza mientras una lágrima le resbala por la mejilla). La echo de menos (Sasha levanta la patita y le limpia la mejilla). Siempre tuvo mucho carácter y por eso quizad no nos pusimos de acuerdo. Sabes Sasha a veces el orgullo es un defecto que distancia a las personas y cuando la gente no habla mares de silencios llenan los vacíos, yo creo que marcharse en busca de Abevury para que nos ayudase fue una decisión premeditada, nuestras diferencias en el arte de convencer a Coqui que nuestra luna no necesitaba cambiar su forma de vivir nos fue distanciando con el tiempo … (levanta la cabeza) y las distancias, y las confusiones dieron lugar a tantos malentendidos … La echo de menos, nuestras conversaciones, esa complicidad que nos caracterizaba y nos hacía pasar tardes enormes de risas … (sonríe) … (Sasha vuelve a poner la cabeza sobre su brazo y  bosteza) … La echo de menos … pero su recuerdo está tan vivo que estoy convencida que tarde o temprano volverá con nosotros a la luna … por cierto … ¿Recuerdas el recibimiento que le hicimos a Coqui a su llegada? … Pobrecita, Betichela se empeñó en encerrarla en la mazmorra hasta que firmase bajo juramento que no pensaba cambiar la luna mientras el Kia se dedicaba a pintarla cada día para ver como iba cambiando su gesto … (se ríe) … increible como el miedo con el que la recibímos se fue convirtiendo en curiosidad y cariño. En tres días estabamos todos al lado de  su mazmorra escuchando las historias de sus viajes, hasta el Kia nos pidio que le dejaramos compartir la celda para pintarla de cerca. Luego se marchó Fuyus, y después Hermes y Erika a buscar a Abevury para que convenciese a Coqui … (agacha la cabeza) y al final nos quedamos los cuatro solos (levanta la cabeza y la mira) y tu Sasha claro…(de repente algo toca el pie de la ninfa que se levanta sobresaltada) …

Rose : Historias, historias, e historias  pareces un alma en pena … llorando y llorando por los que se han ido y sin contar los que hoy llegan.

(Neyebek está de pie sobre la roca, asustada mira de un lado a otro buscando el origen de la voz, mientras Sasha la mira extrañada)

Rose : No me gustan tus pies son pequeños y sin forma y ese unicornio no ha dejado de bostezar mientras os observo, pareceis las dos algo bobas y yo no me he quejado de eso.

(La ninfa sigue mirando hacia su alrededor en busca de la voz)

Neyebek : Erika, ¿eres tu?, ¿estás debajo del agua? …

Rose: Más quisiera estar debajo del agua, así podría decir “Me enfado y no respiro y como estaría debajo del agua podría pasar desapercibida y no tener que escuchar las tonterías de la gente.

(la ninfa baja de la roca y empieza a buscar debajo de una piedra)

Rose : Si yo te contara la cantidad de tonterias que tengo que escuchar a lo largo del día, hoy por ejemplo sin ir más allá un necio en un arranque de furia rescatando unas hojas pordioseras me arrancó de mi tierra y me arrojó al agua … pero no te lo pierdas, es que antes una princesa me ha olido tres veces tras arrancándome un pétalo y un guerrero me ha aplastado tres veces desmayandose. 

(la ninfa se gira y ve una Roxe en el agua, es de color rojo y muy grande con unos pétalos hermosos y de color vivo)

Neyebek : (la mira y se pone las manos en la cabeza, se tapa la boca sorprendida) Madre mía, una Roxe que habla …

 

Roxe : Madre mía … una ninfa con cara de pánfila.

 

(Sasha se acerca a la Roxe y desde la orilla acerca su patita y empieza a juguetear con su pata)   

 

Roxe : Tu bicharraco negro … quita las patazas de mis pétalos … ¿o prefieres tener una rosita divina pegada en tu cuernecito de por vida? … estarías preciosa desde luego pero ¿sabes que? Que cuando llegue la primavera pienso tirar todo mi polen para que más que  un unicornio sea un floricornio. 

 

( La ninfa se acerca, la mira y con gesto tierno le dice)

 

Neyebek : Ay pobrecita Roxe, ¿Qué haces en el agua? … ¿te vas a ahogar? …

 

Roxe : Ay pobre ninfa que está lerda … pues nada, ya sabes la vida en la tierra es aburrida y dije bueno pues me tiro del trampolín a nadar un rato porque como me aburro pues eso … ¿y dije bueno voy a pasearme a escuchar historias tontas que en la luna me han dicho que hay miles? … no diría que eres más tonta que la princesita que me olio porque hay que ser princesa para llegar tan alto … ¿no escuchas? … no te dije que arranco un desalmado …¿no ves el trocito de papel sobre el que me he refugiado para llegar hasta aquí?.

 

Neyebek : (se acerca a ella) Bueno no te había visto, no sabía

 

Roxe : ¿Desde cuando hace falta ver para escuchar?

 

Neyebek : Yo siempre escucho

 

Roxe : Tu siempre hablas

 

Neyebek : Pero escucho más que hablo

 

Roxe : ¿Ah si? … ¿y pensar cuando piensas?

 

Neyebek : Mientras hablo y escucho …

 

Roxe : Pues escucha y mientras hablas piensa un poco … ¿Dónde estaría mejor una rosa?

 

Neyebek : En la tierra plantadita

 

Roxe : Ah muy bien, veo que piensas

 

Neyebek : ¿Lo ves?

 

Roxe : Y escucha, ¿ahora que hablas no piensas que estaría mejor plantadita?

 

Neyebek : Claro …

 

Roxe : Ya veo que ves, hablas y escuchas pero pensar poco

 

Neyebek : ¿Por qué dices eso?

 

Roxe : Porque estoy en el agua.

 

Neyebek : ¿y que tiene que ver eso con que no piense?

 

Roxe :  No se, igual te piensas que soy todopoderrosa capaz de cruzar las aguas y echar raices a dentro …

 

Neyebek : Eso es imposible

 

Roxe : Y si es imposible, ¿Qué narices hago en el agua?

 

Neyebek : Ah no se, tu sabras

 

Roxe : Es cierto, estoy haciendo un estudio sobre la fauna marina

 

Neyebek : Pero si esto es una charca …

 

Roxe : En fin, me rindo contigo … ¿Me puedes sacar del agua?

 

Neyebek : Por supuesto … si es lo que querías porque no me lo has dicho antes?

 

Roxe : Porque es más divertido perder el tiempo viendo lo poco que piensas, lo mucho que hablas y de lo poco que te sirve escuchar …

 

Neyebek : ¿Cómo?

 

Roxe : … en serio es necesario que te lo pidiese … hay cosas que son evidentes

 

Neyebek : Quizad perdí la facultad de la evidencia

 

(se acerca a la charca, la coge y la pone encima de la piedra)

 

(la rosa se incorpora y estira sus petalos, la ninfa saca un pañuelo de su bolsillo y comienza a secarla un poco mientras la Roxe permanece quieta)

(La rosa empieza a reir)

 

Roxe : Me haces cosquillas ninfa …

 

Neyebek : Esta visto que lo luyo es quejarte …

 

Roxe : Pues si (acerca un pétalo a la mano de la ninfa) … no te enfades conmigo, es mi humor, por eso huelo tan bien

 

Neyebek :  ¿Pero el humor huele?

 

Roxe : Por supuesto, ¿quieres oler?

(La ninfa acerca la nariz hasta sus pétalos y entonces la rosa mueve uno haciéndole estornudar)

(La Roxe se cae al suelo de risa)

 

Neyebek : (se ríe también) Que mala eres

 

Roxe : No soy mala, solo soy distinta … (se acerca a ella) Agachate quiero decirte una cosa (la ninfa se inclina) (cuchichea) Muchas gracias ninfa, esperoque me perdones si he sido algo soberbia pero es que el agua me sube la sabia, es como sobredosis de alimento que te enervas, te enfadas, te creces … buf terrible

 

Neyebek : (le cuchichea también al oido) ¿Por qué me lo dices al oido si estamos solas?

 

Roxe : Porque las palabras si se dicen muy alto las escucha todo el mundo y pierden valor, las cosas sinceras y bonitas se dicen al oido porque desde allí llega antes al corazón y son para que las sienta sólo el que las escucha.

 

Neyebek : (Levanta la voz) Oh eres muy especial

 

Roxe : Ves, ya levantaste la voz … se perdió el encanto. Sabes que en el fondo quise comprobar si eras tan ingenua como para contestarme en voz baja como yo hice cuando no nos escucha nadie.

 

Neyebek : (la mira y le hace un gesto de desprecio) No soy ingenua

 

Roxe : Si lo eres ninfa, pero también es cierto que no necesitas tener colores vistosos como yo …

 

Neyebek : No hablabas en serio, ¿verdad?

 

Roxe : ¿Y tu tampoco pensabas rescatarme del agua?

 

Neyebek : Pues claro que si.

 

Roxe : Pues claro que no entonces.

 

(Se ríe )

 

Neyebek : Nunca he conocido una rosa que hable .. en fin bienvenida a la luna

 

Roxe : ¿Pero me tengo que quedar aquí?

 

Neyebek : Tu misma

 

Roxe : ¿Contigo?

 

Neyebek : Si quieres

 

Roxe : Ay … me parece que tu yo no nos vamos a aclarar nunca

 

Neyebek : No creo que sea necesario, somos distintas

 

Roxe : Tu eres distinta, yo soy solo una rosa, una flor

 

(La ninfa la coge y la pone sobre la roca estirada)

 

Neyebek : Deja que te de el sol un poquito, te secará mejor y te sentirás más comoda mientras duermes. Yo me quedo aquí mientras esperando¿vale?

 

(la Roxe cierra los ojos mientras la ninfa se queda pensativa a su lado en la misma posición que empezó la historia)

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *