El reencuentro de la ninfa y el Guerrero tras el incidente del beso

(Aparece la ninfa paseando por el bosque, tras ella va Coco jugando con una rama de abedul en la mano, se va parando jugando con el como si se tratase de un animal . En un momento Coco desaparece de la vista de la ninfa )

 

Neyebek : Coco, Cocooooooooo, cocoooooo ……… donde estas elfito?, ¿Cocoooooo?

Dichoso elfo tonto, siempre corriendo, siempre desapareciendo. Cocooooooo …. Ven aquí …

 

(De repente tras unos matorrales aparece Abevury con Coco en los brazos)

 

(La ninfa se sonroja, queda callada un segundo y queda parada en silencio mientras mira al guerrero)

 

Abevury : Buenos días ninfa. (…Se ríe…)

Neyebek : Bu … buenos dias Avebury … (titubea) … Disculpa (se gira entrecortada, como nerviosa) … es que Coco … se marchó y …

Abevury : (Deja a Coco en el suelo que sale corriendo hasta la ninfa, lleva la nariz manchada de leche y las patas pastosas de una mezcla de barro con algo blanco) … Lo encontré relamiendo el queso que preparé ayer … se lo ha comido todo … (ríe con ganas) parece que no tiene suficiente con lo que tu le das …

Neyebek : (Se ríe con ganas) … dichoso perro, no tiene fondo … Y eso que se comio su desayuno y el mío …

Abevury : Insaciable, sería un gran guerrero … un guerrero de elite

Neyebek : Guerrero … si es tonto … no sería capaz de asimilar ni siquiera al enemigo, con un trozo de carne le hace aliado suyo (sigue riendo ) …

Abevury : Te ves preciosa en la mañana ninfa, tu cara cogio color y tus alas semejan más brillantes …

Neyebek : (Sonríe) … Si, tu visita fue gratificante guerrero …

Abevury : Deja de sonreir de esa manera ninfa … que sólo de mirarte el recuerdo me traiciona y el corazón se me deshace de nuevo.

Neyebek : (Vuelve a sonreir, esta vez sonrojada) … disculpa, ya sabes, el otro día me deje llevar por el momento y bueno … (agita sus alas con suavidad y agacha la cabeza como avergonzada)

Abevury : (Se acerca a ella, le levanta la barbilla y le acaricia la mejilla) No te avergüences amiga, sueño tus labios … pero son tuyos … No olvides que soy hombre pero guerrero, y mi cualidad de maestro me enseñó que no todas las batallas pueden ganarse. (se aparta, se agacha y acaricia a Coco que le olisquea los pies)

Coco, voy a hacer de ti un elfo de provecho, tienes que hacer de protector de mi ninfa para defenderla cuando yo tenga que marchar a la guerra.

(se levanta y mira a la ninfa) … Neyebek, tengo la comida preparada en mi cueva; creo que Coco estaría dispuesto a seguir comiendo (se ríe) … Me otorgarías el honor de disfrutar de tu compañía.

Neyebek : (Lo mira, se agacha y le pregunta a Coco) Tu que dices Coco, te apetecen unas chuletas más (El elfo abre los ojos como platos y empieza a mover la cola con insistencia, parece q la palabra “Chuletas” es algo similar al demonio del timbre) …

Abevury : ( Se rie ) Este elfo es increíble, me parece que ya encontré la manera de dar fruto a mis enseñanzas … (coge a la ninfa de la mano y le indica por donde ha de seguir)

Neyebek : (mientras caminan) Sabes guerrero, he de agradecerte tu visita del otro día, gracias a ti pude abrir los ojos … A veces el corazón se encoge y no logras comprender cual es el significado, los ojos se cierran y el alma se enferma sin razón de tal manera que cuando te das cuenta la vida se te ha ido por una senda desconocida donde no logras encontrar la salida … Y yo había perdido mi rumbo hasta que tu llegaste, hasta que me demostraste que soy una egoísta y no soy capaz de ver más allá de lo que yo veía …

Avebury : (Se para) … Bella ninfa, no eres egoísta, sólo que el corazón te engañó … supongo que perdiste y a nadie le gusta perder una guerra. (continua andando)

Neyebek : Es cierto, y dime guerrrero … ¿Cuántas batallas perdiste tu?, ¿Cómo lograste superar tus miedos?, ¿Qué elixir encontraste para ser fuerte ante la derrota?

Avebury : Batallas, no las recuerdo, fueron tantas las que vivi que uno nunca logra recordar cuales gano o perdió, simplemente las recuerda como guerras … con sus muertes, su violencia, su sangre derramada … Recuerda fuegos, flechas y dolor … (silencio) Superar mis miedos … te aseguro amiga que mientras duermo imágenes de mis amigos y enemigos se confunden, que no concilio el sueño si no tengo a mi lado mi espada, que tema más a la vida que a la muerte porque nunca sé donde termina una para empezar otra … Elixir … no hay elixir para ser fuerte ante una derrota, pero si hay una ilusión por la que seguir luchando, una razón por la que continuar … el amor por ejemplo.

 

 (Han llegado a la cueva del guerrero donde se ha instalado hace poco y permanece el fuego encendido con unas sabrosas chuletas en las brasas)

 

Neyebek : Que cueva más sobria Abevury, ¿Cómo puedes vivir entre tanta oscuridad?, ¿Qué fría y dura semeja? … me transmite una sensación de tristeza tremenda …

Avebury : (se ríe) ¿Fría?, ¿triste? … siempre fue así … los guerreros no tienen color.

Neyebek : ¿Cómo que no tienen color? … tu tienes color Abevury … eres verde … como tus ojos …

Abevury : ¿Verde?, … porque verde …

Neyebek : Porque verde es la frescura y vitalidad de la hierba, como tu, fuerte y vital como ella, verdes son las esmeraldas, como tu corazón que brilla con la intensidad de los rayos, verde son las copas de los arboles, en lo alto, como tu en tu triunfo … muy alto. (la ninfa se recrea, mientras habla estira sus brazos y agita las alas con fuerza, semeja que dance) … Verdes son los sapos que saltan alto, muy alto … Verdes son las hojas frescas y vitales como tu … Verde es … verde es … (abre los ojos mucho) … verde es la lima acida y amarga a la vez, como tu con tu corazón grande lleno de batallas y sangre … Verde es el mar con sus olas agitandose, como tu vida llena de tempestad y movimiento, llena de momentos de gloria …

Abevury : (la coge por la cintura y la acerca fuerte hasta su cuerpo) … deja de danzar ninfa que si no esta vez soy yo el que te hechizo de nuevo con un beso … (la ninfa lo aparta como hipnotizada por el verde)

Neyebek : Verde como los arboles, como las hojas, como las esmeraldas ( El elfo tonto la sigue ladrando detrás como si fuese una bailarina y entonces en uno de sus movimientos tropieza con él y cae al suelo) … Verde como la hierba ( dice desde el suelo riendose a carcajada limpia )

(el guerrero se agacha hasta ella, se sienta en el suelo )

(La ninfa que permanece en el suelo se tumba boca abajo, con la cabeza apoyada sobre los brazos levanta las piernas y mientras agita las alas le pregunta )

Neyebek : Dime Abevury, ¿de donde vienes tu?, ¿Cómo es tu ciudad? … Cuentame …

(se queda pensativo, por un momento el gesto le cambia, como añoranza)

Abevury : Mi ciudad ninfa, es verde … verde en verano y … blanca, blanca en invierno …

Neyebek : Que fea combinación , verde y blanco …

Abevury : (ríe) Ay ninfa, estás loca … ¿porque feo?

Neyebek : No sé, me parece feo … no logro imaginar los dos colores en consonancia.

Abevury : Que serán si no colores simplemente … no puedes hablar así de algo que no conoces … Los colores son colores, la imagen es distinta y para entenderla hay que conocerla.

Neyebek : Quizad lleves razón … me gustaría conocerlo … sería interesante ver la realidad del verde y el blanco juntos …

(el guerrero le da la mano y le ayuda a levantarse …)

Abevury : Vamos, que se enfría la comida … (se acerca a las brasas, se pone las manos en la cabeza … ) …. Dios me libre Neyebek, tu elfo … mientras hablabamos … No me lo puedo creer … (ríe con ganas) … has visto … se ha comido todas las chuletas …

Neyebek : Coco (lo busca furiosa) … Coco … ¿Qué has hecho? … Coco

(El elfo ha desaparecido del lugar … )

Abevury : Dios mio, era un cordero entero … ese elfo no tiene fondo … va a caer enfermo …

Neyebek : Disculpa, Avebury, debía de haber prestado más atención … lo siento de corazón, tu comida …

Abevury : (Se ríe) No te preocupes Neyebek … no cambio ni mil corderos por haberte visto danzar, por escucharte, por sentirte … por observarte … (se acerca a ella) … nada en el mundo tiene el suficiente valor en comparación con tu sonrisa … Corderos, miles puedo volver a sacrificar, comida la puedo cazar miles de días … pero tu belleza, tu sensualidad, tu silueta en movimiento vistiendo el verde … eso, sólo se vive una vez en la vida.

Neyebek : (se sonroja) … Eres un cielo Guerrero …

Abevury : Tu eres mi cielo Neyebek …

(Se oyen unos ladridos en la distancia, como lamentos …)

(los dos salen corriendo hasta alli y encuentran al Elfo negro panza arriba con la cabeza apoyada en una roca con una barriga que hace dos veces su cabeza)

Neyebek : Coco … por dios … como vas a estar después de todo lo que has comido … (se agacha preocupada, le acaricia la panza, el elfo negro pone cara de dolor y tristeza) … mi chiquitin, mi elfito, mi amor … pobrecito … te tienes que poner bueno. Si es que no piensas, eres tan tonto que no puedo enfadarme contigo

 

Abevury: (ríe) … no te preocupes neyebek, se pondrá bien … (saca unas bolsita con hierbas y se la da a la ninfa) Durante ocho horas  que no coma nada más que arroz mezclado con esta hierba. ¿vale?-

(la ninfa coge la bolsita y la guarda.)

(Abraza al guerrero fuerte y le da un beso en la mejilla)

Neyebek : Gracias Abevury no sé que haría sin ti … es más no sé si sabría vivir sin ti …

Abevury : Gracias a ti neyebek que me das vida. Ahora quedate con él un rato, mientras reposa … yo debo marcharme …

Neyebek : A donde vas …

Abevury : Debo recoger mis cosas. Mañana al amanecer debo volver a Lobatum, tengo que asistir a una ceremonia blanca.

Neyebek : Yo quiero conocer lobatum …

Abevury : ¿Hablas en serio Ninfa?

Neyebek : Por supuesto …

Abevury : De acuerdo, entonces mañana pasaré por ti al amanecer

Neyebek : De acuerdo, hasta mañana entonces

Abevury : Y tu coco, ponte bueno que el viaje hasta Lobatum es largo.

 

(el guerrero se levanta y marcha)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *