Otras webs del Autor : La esencia de mi jardín, Carmeta

 

Bienvenido a mi luna, Neyebek es un hada que enseña a volar a aquellos que han olvidado como funcionan sus alas, aquí encontrarás un trocito de mi; por una parte entradas de la Luna con sus personajes divertidos que van deambulando en las etapas de la vida. Desde bien pequeña mi amor por las letras fue evidente y el escribir una terapia para el alma, las hadas en su camino viajan por el tiempo y por los recuerdos, durante una etapa de mi vida evolucioné y escribía asiduamente, viví por distintos lugares y cada amigo que encontré me echaba de menos un poco, es una transición desde la madurez a una segunda adolescencia. Hubo quien se quedó, quien se marchó y especialmente quien continúa. Han pasado mil historias, mil silencios, pero aquí podéis encontrar la esencia de mi blog, de mi parte más sin nombre. Os perderéis en las sensaciones más profundas, el humor que más me caracteriza, en la crítica más personal y como no en el desorden que en algún rincón prevalece. Un mundo de palabras abierto a aquellos dispuestos a disfrutar de ellas.

Hoy día 30/1/20 recupero de nuevo esta parte más personal y se la dedico a mi querida amiga Roxe para que en estos días pueda perderse de nuevo en todo aquello que compartimos, para que los recuerdos queden también aquí y sepa que aunque la vida nos apriete siempre saldremos airosas porque somos invencibles. 

En la barra derecha podrás encontrar todas mis entradas por mes, selecciónalas y podrás leer cada una. 

laura4

A Neye 

En el bosque, en los rincones más escondidos

Entre la espesa argamasa de las raíces de su Luna

Neyebek teje detalles, insufla vida.

Desordena, crea y suspira

Por encontrar esa fuente que rezuma

Desde siempre, todos los fluidos

Todos los aromas,

Todos los sonidos.

Y un místico personaje

Prepara entre tanto el brebaje

Que hará de puente perfecto

Entre la virtud y el defecto.

Dibuja, Neyebek, su forma,

Describe su nombre y destila su aroma.

Pues sabes bien que orbitando

Absortos siempre en tu astro

Hay universos que esperan

Tu mano tendida, tu tacto

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *