Gracias

Una se pregunta si cuando chilla alguien la escucha … todo el mundo se queja que cuando se encuentra mal nadie le entiende … hoy tengo que decir que nunca pedí que me escucharan y sin embargo un grito alto y excesivamente doloroso me ha dejado la noche en vela pensando si nuestro angel estuviese en huelga que hubiese sido de nosotros.
Nadie ve el peligro hasta que el agua te entra en los pulmones y comienzas a tragar arena hasta que el mejunje te produce un paro cardiaco. Suerte que los ángeles vestidos de bywatch están alerta de los bañistas para que vele la paz en nuestras playas.
Hoy mi entrada es para esas personas que ayer le salvaron la vida a mi hermana cuando su corazón dejo de latir cuando un ataque epiléptico le hundión en el fondo del mar … Gracias a dios y a ellos que al menos voy a poder tenerla cerca … una no es consciente de lo que quiere a alguien hasta que un susto le zarandea fuerte y le dice que cualquier día no se levanta. Hay un paso tan pequeño entre la vida y la muerte que basta un bufido para perderlo todo.
Gracias de corazón, Gracias
 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *