Luz casal – menudas letras

Sé que no resulta fácil,
pero es mejor así,
debemos hacernos dignos
tú de mí y yo de tí.

Si superamos la prueba,
ya no podremos dudar,
y emprenderemos la huida
juntos a través del mar.

Puede que a veces te asalten
el miedo y la oscuridad
si te fías de mí,
no te ahogará la soledad.

Porque yo seré tu norte,
tu esperanza y tu sostén…
Y si yo no he de fallarte,
ten coraje tú también.

Quiéreme aunque te duela…
quiéreme aunque te duela…

A veces, a medianoche,
en el silencio mortal
que se aposenta en las sombras
como el polvo en el cristal:
sin estrépito, despacio,
es entonces, mi amor.

Quiéreme aunque te duela…
quiéreme aunque te duela…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *