Martes y reflexion sobre las religiones y el ser humano

Hoy me he levantado hecha polvo, cuando ha sonado el despertador esta mañana he estado a punto de meterlo debajo de la almohada y asfixiarlo a sangre fría, no hay nada peor que despertarse cuando por fin has conseguido conciliar el sueño. Y es que llevo un par de días que duermo fatal, el domingo ya me costó dormir pero imagine que se trataba de que un fin de semana de relax quitaba el sueño el domingo, pero anoche sin querer me sucedió lo mismo, cuando me metí en la cama estaba hiperactiva, más despierta que nunca y con ganas de hacer muchas cosas; supongo que será por el antibiótico este puñetero resfriado cada vez se resiste más y en ved de dejarme echa polvo me activa … j aja … será eso o que después de un fin de semana tan largo y las minivacaciones la vuelta al curre me ha activado mental y fisicamente, y no logro entender que pasa pq en el fondo … estoy hecha polvo … y muerta de sueño …

            Y la verdad es que es normal que tenga sueño, anoche como una niña pequeña me quedé hasta las dos casi debatiendo con el principe del equilibrio y la prudencia un sin fin de dudas existenciales sobre la vida, la persona y las relaciones humanas. Es curioso como las personas tenemos maneras de ver la vida distintas pero todos perseguimos una meta común; la felicidad;  por un momento me acordé del alkimista y como logró su equilibrio mirando hacia atrás en su pasado y aprendiendo cuantas maneras hay de amar y que le beneficia a uno para poder ser feliz realmente.

            No pude evitar recordar las navidades pasadas ahora con una sonrisa cuando pienso que todo valió la pena si alguien encontró su sitio dentro de su corazón.

            Entre los debates existenciales surgió la tremenda cuestión; como cuidar a los que te quieren mientras ellos te cuidan a ti; con el tiempo aprendí a entregar con cariño a aquellos que me necesitaban todo lo que pude, pero también es cierto que una parte de mi se quedó conmigo y quizad con la madurez aprendí a saber donde está mi sitio y donde el de los demás.El de arriba, se llame como se llame o venga de donde venga me regaló una virtud, la de las letras o quizad la de las palabras que empleo para transmitir, entender o simplemente acariciar las almas de aquellos q en un momento dado necesitan ser escuchados, entendidos o respetados… le experiencia me enseñó a saber decir no cuando algo me molesta, cuando algo no procede … me enseñó a saber diferenciar entre la luna y la tierra, dos planetas afines y complementarios que son capitulos de una misma historia.

            Hoy en el trabajo tuve un debate de Dioses, es curioso, a pesar que soy católica no practicante pero amante de las imágenes y las tradiciones diariamente me encuentro a personas de culturas bien distintas que todas juntas siguen una misma creencia con dioses diferentes. En la mesa tenía a Rachida, una chica joven y simpática que tenia que viajar a su pais a visitar a su madre enferma y estaba asustada por si a su vuelta no le volvían a contratar; la verdad es q no supe que pensar, probablemente a la vuelta la faena bajaría pero no podía explicarle eso, me dijo q necesitaba el trabajo más que nada en el mundo pero su madre estaba enferma, teníamos que comprenderlo … obviamente, como siempe le dije que no se preocupase, que yo personalmente me comprometía a dejarme la piel en que a su vuelta le buscasemos otro sitio donde seguir, no sé que me estremeció más si saber que iba a ver a su madre al final o como le cambió el gesto desde que entró por la puerta hasta que se marchó de mi mesa … me sorprendi a mi misma pensando como las personas confian en las personas, como ella que vino asustada y preocupada se marchó feliz y tranquila sabiendo que había ganado dos cosas.

Y es que pesan más un calor humano que dos miseras perras.

 

Iba con su pañuelo, supongo que a ellos las navidades les deben dar igual y la razón de su viaje es más personal que tradicional;  mi razón probablemente ninguna si no simplemente luchar desde abajo por los de abajo para que al menos alguna justicia se pueda plasmar en las caras de los que compartimos.

 

A su rato me aviso Pepa, tienes dos señores que preguntan por Laura, me sentí importante dos señores esperándome a mi, mi nombre debe estar apuntado en la puerta .. en la puerta me encontré dos hombretones de color, uno de ellos me dijo … hombre, Laura dijiste que me llamarias para trabajar y no me has llamado … debí ser una persona muy cercana a él por la manera que me hablaba, recordaba su cara pero no quien era, y al verle sonreir supe en seguida de quien se trataba, Oswen … la ultima vez no lo pudimos contratar porque me dio una gran razón, en su cuello colgaba un crucifijo enorme … era Cristiano y los domingos no trabajaba. Enseguida entraron en la sala, les dije que tenía algo para ellos pero q no les podia garantizar que no se trabajase el domingo, puso pegas … le dije, Oswen, ¿y tu dios se tiene que enfadar porque vayas a trabajar un domingo?, dime a que hora vas a misa y miramos el horario … sonrío, seguro que en su historia puede entender que sea importante comer y luego orar … les plantee dos horarios, uno de mañana y otro de tarde y les deje pensar un rato en la sala … me hizo gracia, supongo q las misas serán por la mañana asi q estaba segura que escogerian el de la tarde … a mi entrada no me lo podía creer, preferia el de la mañana porque asi tenia la tarde libre  … y entonces supe que el ser humano antes de creer en su dios cree en su vida.

 

Casualidades del destino, bien católicos, protestantes o musulmanes creen más en las relaciones humanas que en las divinas, confían más en las personas que en sus realidades … entonces me vino a la cabeza una idea, la capacidad de manipulación que pueden ejercer las personas sobre otras y como la confianza bienavenida es maravillosa y la que no puede destrozar vidas e incluso familias enteras.

 

Entonces es cuando te planteas si las personas buenas tienen poder de convicción o simplemente por serlo se ganan la confianza de la gente … que hay más desde arriba que desde abajo para que los de abajo en el fondo seamos los que tengamos que luchar juntos por lo que venga.

 

Al llegar a casa me ha llamado Sonia, hace un par de meses que no nos vemos, desde que tuvo a Miguelito se ha hecho una mujer hecha y derecha, lo que cambian las cosas, me llamaba para decirme que iba a dejar al peque con su madre y que Miguel se iba de cena, y como cuando teniamos quince años me dice … bueno Laura, ¿me voy a comprar la minifalda o no para el viernes?, no lo dudes pendeja, claro que nos vamos de marcha, como te voy a fallar para una vez que sales … y buf, se viene la tremenda, habiamos quedado con unos amigos y no va a poder ser y además viene Larisa … como lo vamos a hacer … Rose me dijo que quería sólo chicas … todas, todas con cosas distintas y hay que satisfacerlas a todas … que presión por Dios, que presión … la Betty diciendo que aunque el jueves tenga cena de empresa me eche la siesta pq no piensa volver temprano … me van a matar entre unas y otras… a ver como lo organizamos a la virtud de todas.

 

En fin, a quien le cuente q estoy deseando perderme de nuevo entre las montañas o en el fondo del mar a ver mis pececitos o pasear en mi bici por el mismo río seguramente no me crea … pero bueno, todo tiene su etapa, ahora toca esta y luego vendrán otras.

 

Y es que me tiembla el alma recordar cada segundo junto a Coco mirando como se perdía entre los riachuelos, como descubría cosas increibles (las setas) y como a pesar de que se comió alguna no paso de una diarrea, el aire en la cara … la pasión de superarte a ti misma cuando consigues escalar aquella pared que semejaba tan alta … o cuando de repente la vida cambia de color para hacerse de blanco y negro y descubrir que la vida no está arriba si no tambien abajo … tan linda, tan suave, tan viva … la velocidad y la agilidad al descender con tus esquíes mientras el aire frío te da en la cara pero tu sigues de pie sin caerte … aunque te valga una costilla partida … o simplemente esos momentos tiernos y dulces en compañía junto al fuego vestida de abrazos y acariciada por el silencio y la complicidad de una mirada …

Invierno, dichoso invierno … que invita a la quietud y a la compañía con el frío mientas yo organizo como celebrar las navidades con unas locas que rondan los treinta aunque solo sea un dia.

 

One thought on “Martes y reflexion sobre las religiones y el ser humano

  1. El hambre de la eternidad,el sueño de la inconscienciay el ansia de descubrir.
     
    Cada día perseguir un deseo,llorar y caerse,reír y levantarse,el brillo de una estrella,el sol interrumpiendo el sueñoy el delirio del amor.
     
    El tiempo que se escapa
    como agua entre las manos.Escalar una montaña
    superando tus propios miedos.
    Bajar un valle esquiando,
    dejando atrás tus problemas.
    Sumergirse en los abismos
    para descubrir un mundo de luz.
    Recorrer la vereda del río
    con aquel que de verdad te ama.
    Y todo esto es tan solo VIVIR.

  2. El hambre de la eternidad,el sueño de la inconscienciay el ansia de descubrir.
     
    Cada día perseguir un deseo,llorar y caerse,reír y levantarse,el brillo de una estrella,el sol interrumpiendo el sueñoy el delirio del amor.
     
    El tiempo que se escapa
    como agua entre las manos.Escalar una montaña
    superando tus propios miedos.
    Bajar un valle esquiando,
    dejando atrás tus problemas.
    Sumergirse en los abismos
    para descubrir un mundo de luz.
    Recorrer la vereda del río
    con aquel que de verdad te ama.
    Y todo esto es tan solo VIVIR.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *