Mi elfo tonto … mi gran amor

Hoy cuando llegué a casa me di cuenta que no voy a ser capaz de viajar … lo vi en el sillón con su carita de alegría y meneando el rabo con esa intensidad y se me partió el alma. No pude evitar cojerlo en brazos y ponerme a llorar como una descosida, no soy capaz … no voy a poder dejarlo en una residencia cuando viaje porque me muero, probablemente me estaría lamentando en cada momento de saber q esta encerrado en una jaula, solito y sin conocer a nadie, acostumbrado a dormir conmigo, aunque nos enfademos porque ronque o se tire pedos, no puedo es superior a mi … pasa tiempo solo pero sabe que llego yo llego siempre. Y ya me dolio cuando me fui a madrid q lo deje un fin de semana y llamaba a mi hermana Ana para preguntarle mil veces … Dios mio, q horrible, no puedo. Es increible como puedo tenerle este amor a un perro sucio y destrozatodo … creo q metí todo mi amor en una bolsa y se la quedó él … que no encuentro razón si no es cuando llego a casa y se pone contento … el pobre está triste, no sabe q pasa pero me ve llorar, me lame y se pregunta si hizo algo tan malo para que me vea así …
Mi madre y mi hermana se ríen de mi, una dice q soy auténtica, otra dice que soy gilipollas pero ninguna son capaces de entender q el día que Fega se fue y el mundo se vino abajo la única cosita q se quedó fue él y ocupó su sitio en la cama, su espacio al lado del ordenador, comía a mi lado cuando comía y me obligaba a cocinar, a levantarme para pasearlo … este elfo sucio es un perro tonto pero es lo que más quiero en mi vida porque es el único que se quedó, me escucha y me acompaña.
Quizad sea un amor raro, quizad si sea gilipollas pero aunque me destroce la casa el fue el que construyo nuestro espacio, el que me hizo reir y el que me enseñó a descubrir que la soledad no era tal si la compartía con el. Quizad necesito poco o quizad lo necesita él, pero esta simbiosis hace q apenas antes de llegar a los treinta haya llegado al extremo de no ser capaz de imaginar mi vida sin él … y aunque este amor me envejezca porque sólo los viejos son capaces de confundir un animal con un ser humano no me avergüenzo de sentirlo como si fuese un hijo
Dios mio, ¿que voy a hacer?…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *