Mi pequeño sputnik

Como os dije por enesima vez , ¿me robaron la cámara no? … j aja
Por eso he pensado en haceros una pequeña descripción de Sputnik. Dicen que los animales se parecen a sus amos, dios me libre si tengo que parecerme a mi elfo negro y tonto, y que también se parecen a su coche. Sputnik es un fiesta azul, azul aquarius, como un pescadito que le gusta andar. Es un personaje suave, suave en sus cambios y suave en su conducción, pero a la vez con su carácter cuando le hacen algo que le sale fuera de sus tareas programadas, por ejemplo si le dejas la puerta abierta, pita, pita sin cansarse hasta que le quitas el contacto. Es pausado y no le gustá que le obliguen, un personaje libre, que pierde los papeles y se cala cuando alguien no sabe tocarle bien los pedales, cuando alguien no lo sabe conducir y no le quiere. Sputnik es sensible, sensible pero fuerte, sensible porque le duele cuando no lo cuidan y fuerte porque es capaz de pasar la noche entera sólo sin quejarse. A Sputnik le gusta su espacio, sea como sea lo tienen que aparcar bien, porque si sus ruedas quedan mal colocadas pierde el rumbo y cuando se enciende no sabe para donde seguir, se bloquea.
Sputnik es un fiesta, podría haber sido un mondeo, un audi o cualquier otra marca más llamativa, pero el prefirió ser un personaje común con historia y experiencia, un coche más con su personalidad y sus mecanismos sencillos, pero con un color que desde cualquier parte se puede ver con gracia. No corre mucho, lo suficiente para llegar hasta el lugar que corresponde, aunque sea a trompicones si no lo saben conducir.
Sputnik es un personaje vivo, vivo como yo, pero que le gusta pasar desapercibido para no caer en el tópico de ser un cochazo, aunque él sabe, que en el corazón de los que lo quieren y lo han conocido es el más suave, el más feliz y más vistoso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *