No quiero gritar mas

Hoy amanecí con la garganta destrozada … seguramente en la noche chillé como una loca pidiendo auxilio para salir de esta miseria económica que me quita el sueño, la vida y hasta las fuerzas … no sé que más hacer, a veces pienso que estás enredada en una red que no te permite avanzar, que te aliena, que te castiga … fui al médico, apesadumbrada y con la garganta pidiendo antibiótico por via intravenosa … no levanto cabeza sin duda, y no es por fuerzas porque pongo todo mi empeño en mejorar esta situación complicada pero la salud me invita al reposo, al descanso … así q cuando doña Teresa me obligó a coger la baja no le recriminé demasiado … imaginate como me habrá visto … por un momento me subio la fiebre, fiebre, fiebre … buf … dichoso uboprofeno …
En fin, hay que ser consecuente con los momentos, me encuentro mal y necesito reposo, físico y mental … necesito salir de este momento feo que me hace darme golpes contra la puerta sin lograr abrirla …
Mientras apoyo la cabeza sobre los momentos que vivo, otros que se pierden en las diferencias personales, en las que la vida te acuna lentamente sin lograr que te duermas, pero al menos devolviéndote una sonrisa pícara y algo melancólica … una canción de cuna tumbada sobre la realidad que te distancia del sueño y te invita a llenar ese vacío que por otro lado te cubre de penumbra…
Fiebre, fiebre de donde llegaré y que me quedará, fiebre de limpieza … vaciar de obstáculos los pequeños momentos que no me dejarán seguir caminando a mi libre albedrio … descanso … ese que necesito para levantarme sonriente y entera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *