Sobre los principios, los miedos y el río

Realmente diría que hoy es uno de esos días friáis, un día como tantos que esperas que pase pronto para que llegue el fin de semana. Los lunes siempre me parecieron una mierda, y especialmente cuando una tiene uno de esos días bajos.

Hoy es un día de nada, de esos que estarías todo el día haciendo el gamba y le pondrías en el calendario como que no ha pasado. Es uno de esos días volatiles, un día de esos contagiosos que todo el mundo esta plof y nadie tiene ganas de existir.

            Betty Boo está plof, no es para menos, pero es como le digo yo, hay cosas que las tienes que pasar y si la gente de la que esperamos las cosas fueran como nosotros quisieramos sería todo demasiado perfecto. La vida es así, frase archiconocida que absolutamente nadie entiende cuando está de bajón; siempre me acuerdo de uno de mis niños jose enrique, que siempre dice … a mi me gusta ser pobre porque la gente que no tiene pasta pierde la ilusión por las cosas y a mi encanta sentirme ilusionado porque me voy a comprar un microondas después de haber ahorrado un mes … es un grande, un grande porque con su audi en la puerta no convence a nadie que está ahorrando para un microondas, pero la filosofía es buena … seguiremos el consejo ese de haz lo que yo te diga pero no hagas lo que yo haga … jaja…

Hoy hablando con Betty comparamos mi grado de conducción con la carretera de su vida, a todo el mundo le dan miedo las cosas, pánico … empezar algo siempre es complicado pero una vez te pones al volante el coche va sólo, simplemente has de saber manejarlo con astucia y reflejos. Hay millones de carreteras por las que circular, y has de hacerlo de la mejor manera que sepas, pero sobretodo sin miedo, es inevitable ponerte nerviosa pero has de coger los miedos, meterlos dentro de un saco y guardarlos en el maletero. La gente circula, simplemente, unos van más rápido, otros más lentos y has de ir esquivando los malos conductores y seguir la línea marcada … sin adelantar cuando no se pueda … tu no tienes que conducir como los demás siempre has de conducir a tu manera pero bien, sin infringir las normas y haciéndolo lo mejor que puedas. Puede que desde otros coches algún desalmado te meta un grito que no corresponda, te recuerde lo pésima conductora que eres … pero habrá otros que te veran la cara de novata y te cederan el paso para que pierdas el miedo … que se yo … simplemente hay que circular, lo mejor que se pueda y se sepa.

            Supongo que va a ser difícil, para las dos, cada cual en su camino, yo con mi elfo tonto que como mucho pondra carita de atención y joderá todo lo que pueda y más y será de poca ayuda como coopiloto, y ella con su princeseta traviesa que le dará alegría e ilusión para seguir conduciendo.

            Que se yo, hoy recibí un sms, me preguntaban si estaba enfadada, ¿Por qué? … ¿probablemente porque me despertaron de mi siesta? … ay dios, que sera del genio que va y viene, que un día dice si y otro no … porque será que el destino de nuevo se ríe y nadie me entiende … jaja … en fin …

            Este fin de semana comencé mi cambio de rumbo, mi nueva teoría … y realmente ha funcionado, vaya si ha funcionado … ja ja … los hombres son todos iguales, cuando no consiguen lo que quieren siguen interesados.

Después de mi última experiencia parece q la vida me cambio en un aspecto

Importante, tomar las riendas de mi vida y disponer de mi tiempo para mi me ha dado seguridad y tranquilidad para poner un poco de orden en todo. De nuevo siento que las responsabilidades las manejo yo y no tengo que demostrar a nadie nada más que a mi misma que soy, quiero y espero. Esta sensación tan abstracta e indescriptible resulta muy agradable, porque simplemente adquiero las cosas a mi manera y recupero mi ideal de disciplina.

            Ayer Rami, compañero de mi incondicional Feta me hizo mucha gracia, se había cruzado el charco entero simplemente para ir al lugar donde las mujeres son más calientes … jaja .. no me lo puedo creer. Como se puede tener esa desfachatez de tener una teoría de la vida tan vanal. Pero me resultó divertida la idea, totalmente divertida,que un personaje que dice ser ingeniero eléctrico esté trabajando de socorrista y encima sueñe con ser buzo para sumergirse en las aguas de Brasil. Pero bueno, son facetas y perspectivas de la vida … que se yo … quizad cualquiera que entre a mi dormitorio puede pensar que esas estrellas y esas flores con aquellas lunas no son más que el mundo de una niña embelesada en el síndrome de Peter Pan … pues si, la verdad es que si, pero pensándolo bien las responsabilidades vienen solas, asi que mientras las esperaremos tumbada en mi cama mientras observo las estrellitas.

            Ayer llegué a la conclusión de que hace mucho que no leo, la verdad … y no sé porque pues ahora tengo mi tiempo y es un momento ideal para empezar. En mi época más baja, cuando tuve que recurrir a la homeopatía para salir de mi estado de vacío total, recuerdo que me costaba horrores sentarme a leer, que no me concentraba, que me aburría como una ostra … que prefería la nada y el que se yo en lugar de fundir mi tiempo de mierda en un buen libro. Guardo un especial cariño al Codigo Da Vinci, un libro que en contenido no mata, solo entretiene, poco más que porque fue el primer libro que conseguí terminar de leer. Me lo lleve a Argentina y en mis largas horas de espera entre aviones a Buenos Aires, autobús hasta cordoba y espera en avión de Mendoza conseguí terminarlo. Me volvió a enganchar totalmente, y recuperé la ilusión de la lectura. Fue mi primer logro, mi cabeza salio del caparazón mirando de nuevo hacia fuera y fui consciente que estaba empezando a recuperar mi sitio, a ver la luz con gracia.

Una pena fue, pues cuando llegó el siguiente perdi todo lo que había ganado; los pilares de las Tierra, mas de 700 hojas en letra chiquitita para contar una de las historias más tristes y bélicas que he leido en mi vida … dios me libre, que coñazo de libro. Al menos lo terminé, eso si; y no porque me enganchase si no porque la verdad es que tenía que terminarlo para poder opinar realmente.

            A Fega le gustaban los libros de política, no puedo entender que tiene de interesante un libro que da la opinión sobre las repercusiones de la segunda guerra mundial en una Argentina que estaba en lo más alto … siempre decía que a el le gustaban los libros que le curtiesen y las novelas no lo hacían, me pregunto si la vida y obra de Mao Tse Tong es un gran libro que te aporte grandes perspectivas de la vida … quizad del mundo si pero de la vida … no sé. Pero bueno, para gustos colores.

            Hoy me puse a pensar que espero de la vida, y la verdad es que creo que tengo una respuesta sencilla … simplemente que fluya … que corra su rumbo … como la teoría de Mike … la vida es como un río que fluye, con su caudal  simplemente, y no puedes hacer nada para modificar su curso porque el cauce ya está marcado, hay obstáculo, pendientes, meandros, curvas y hasta momentos de sequía … pero el agua sigue corriendo hasta que desemboca en el mar … sigue y sigue … y lo que tiene que pasar es siempre por algo. No pude evitar en aquel momento que me contó su teoría reirme con gracia, acababa de terminar una relación y la piedra estaba en la misma mesa … pero quizad lleve razón, las cosas son sencillas y hagamos lo que hagamos siempre una cosa pasa para que llegue otra. Como dijo Jorge Manrique, la vida son los rios que van a parar al mar … pues eso, dejemos que corra el agua … y más cuando la teoría llega nada menos que de un hidrólogo. (la verdad es que nunca supe que existía como carrera universitaria).

            Así que por hoy seguiremos, viviremos y aprenderemos … que lo que llegue va  a llegar igual aunque pongamos todo de nuestra parte para evitarlo.

            Se la vis …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *