Un lunes mas

Hace muchos lunes que no los disfruto y es que sin duda nadie debería haberlos inventado, el fin de semana ha sido muy divertido, hace un par de fines de semana que son realmente interesantes. Si tengo que resumirlos diría sin duda diría que sólo veo una compañera o mejor dicho una y media … exacto y es que al duo sacapuntas se nos unió el alma de la fiesta cubanita, el maestro Yuri. Siempre que aparece por el mundo algún repúblicano o Cubano me entran las ganas locas de investigar sobre su tierra, que me llene de esa Habana desconocida que tengo en mi pensamiento tras las canciones de mi querido Silvio, esa Habana soñada que mitifica las raices más hermosas de Fidel y especialmente de mi Che … y siempre tengo la mala suerte que todos los que aparecen son exiliados, escapados del sueño a Miami y detestan con ganas a Fidel … yo, a mi manera tengo que callarme, no soy más que una españolita enamorada de los sueños idealistas republicanos mientras ellos son los que viven las penurias … quien sabe…. quien sabe si algún día podré cumplir mi sueño bonito de viajar hasta La Habana a tomarme un sabroso mojito en la Bodeguita de En medio … perderme entre sus calles, escuchando el murmullo de la gente y las risas de un pueblo entrañable y cariñoso.

En fin lo dicho, que el primer cubano que conocemos de cerca nos sale anticastrista, mi gozo en un pozo, conocí miles de argentinos más castristas que los pocos cubanos, en este caso uno … no me salen las cuentas.

Quedó en el recuerdo los cortos secuestros de Guille, era un chico especial pero no me llenaba del todo, me encontraba en un momento bajo y bueno creo a mi entender que no teníamos nada que ofrecernos el uno al otro así que para perder el tiempo mejor dejarlo pasar. En medio del tumulto de explicaciones aparecieron un par de espontáneos y un dragón del pasado dispuesto a secuestrar a la princesa y llevársela al mundo de sus sueños … pero la princesa como siempre enganchada a su arbol resistiéndose a abandonar la luna porque sólo en ella y con sus amigos podía volar en libertad … y es que creo, por primera vez y en mucho tiempo que necesito mi pequeño espacio para sentirlo con ganas.

Este fin de semana voy a recibir a Alice y a Blue, mi querida brujita y cubanita de la noche de fin de año, aquí estarán la francesita y la exquisita Sugar para continuar con otro fin de semana más en compañía … y es que nos echamos tanto de menos.

 Las quiero mucho, tanto que a veces me da una rabia increíble que estemos tan lejos unas de otras, ojala las tuviese aquí … aunque en breve podremos disfrutar otra vez juntitas.

Echo de menos a Rosa, mucho … ahora en los malos momentos no creo que tuviese demasiada fuerza para echarle un cable, pero bueno, abrazarla y ver como está, han pasado tantas cosas desde que terminó el año que casi sin darnos cuenta nos hemos ido distanciando un poquito, y tiene delito por mi parte, he de reconocerlo que no nos veamos prácticamente desde el día de Navidad … pero el cuerpo no me ha pedido grandes visitas … no sé como explicarlo. Creo que en el fondo no hemos coincidido o si lo hemos hecho ha sido vía telefónica ni ella ni yo estamos para grandes reencuentros.

Creo que en el fondo aun estoy a medias, literalmente desinflada … ¿alguien me da aire?       

One thought on “Un lunes mas

  1.  
    Siento tener q utilizar esto para decirte q lo siento, que siento q estés pasando por un mal momento, que siento que te desinfles, que siento que eches de menos a tus angeles, y q anheles que no estén más cerca. Siento que no quieras reencontrarte conmigo, sobretodo porq yo no me he perdido, siento que desees tener cerca a tus amigas en la distancia, y que a las q estan cerca no las sepas encontrar.
     
    Siento no estar como siempre dispuesta a darte aire, no por rencor ni por maldad, si no simplemente por que no me queda aire en los pulmones, porq cada día me cuesta más respirar, y porq como nunca he pedido nada, mi capacidad de gritar se ha muerto de no usarla.
     
    Siento que de vez en cuando no te asomes desde el balcón de tu Luna, mira hacía arriba y verás que hay miles de estrellas que pueden alegrarte el corazón. Yo, desde el suelo en el que me caí hace un par de meses, aún levanto la mirada en busca de algo que me cure el alma.
     
    Un beso, y sabes bien que es de corazón, tú siempre estás ahí dentro, hasta cuando te pierdes.
     
    Te quiero Laurilla.
     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *