Angel Gonzalez

Ayer tuve el placer de disfrutar de una tarde increible evocando el recuerdo de Angel Gonzalez, poeta español repúlicano que fallecio el 18 de Enero de este año. En la conferencia, como una reunión entre amigos sus compañeros de juergas nocturnas en Rota, donde empezaban la noche con su finito y empalmaban el atardecer con el amanecer ya que el poeta, aunque viejito nunca olvidó que en vida sus placeres eran lo más importante. Entre sus amigos Almudena Grandes, escritora de la archiconocida novela las Edades de Lulú y como no el poeta más estropeado y vulgar de las masas más barribajeras, más intensas, un personaje más muerto que vivo pero poeta de los suburbios y la noche, Joaquín Sabina. A una se le llena el corazón de alegría cuando es capaz de sentir que su esencia, más o menos perdida no es más que claro ejemplo de la de un poeta … exprimir con ansia la vida hasta caer exhausto, revelarse contra la sociedad y vestir las penas de risas entre amigos …
Como decían, la edad no existe si vistes tu vida de jovialidad … pues aunque el cuerpo envejece el alma permanece joven en aquellos que luchan por mantenerla viva, por sentirla.
Y si, a ojos de aquellos más perfectos un poeta inconformista y rebelde que ni rima ponía en sus versos, un poeta cercano a la gente, un poeta que debajaba el color de su sangre en cada verso libre, como buen republicano …  rojo … a ojos de los más puros probablemente un loco, un alcoholico, un juerguista … pero sin duda el mejor poeta de los ultimos tiempos.
 
Aqui dejo uno de ellos, sus poemas … tan sencillos, tan cercanos … sin tabus, sin miedos, sin represión
 
 A VECES

Escribir un poema se parece a un orgasmo:
mancha la tinta tanto como el semen,
empreña también más en ocasiones.
Tardes hay, sin embargo,
en las que manoseo las palabras,
muerdo sus senos y sus piernas ágiles,
les levanto las faldas con mis dedos,
las miro desde abajo,
les hago lo de siempre
y, pese a todo, ved:
¡no pasa nada!
Lo expresaba muy bien Cesar Vallejo:
"Lo digo y no me corro".
Pero él disimulaba.

 
 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *