Felicidades Maitea

Mi querido Maitea :

 

Hace tiempo que quiero escribirte, tanto que ni yo misma recuerdo cuando fue ese día porque sin querer son tantos que envolviéndolos todos juntos hacen un día grande, casi tan grande como todo lo que te hecho de menos. Desde que te marchaste han pasado tantas cosas que aunque a veces por teléfono hemos hablado creo que no te las he contado todas. Ayer mientras ibamos en el coche con mi hermana me acordé de ti, me acuerdo muchas veces, a veces pienso que sobrevivo a los altibajos de amores itinerantes intentando refugiarme en tu cariño como si el día que te cruzaste decidiese idealizar nuestro amor como una coraza inmensa para olvidar los abateres de cariños sin sentido y amores mal encaminados … quizad no te olvide o quizad no quiera olvidarte porque a mi manera tu recuerdo me llena tanto que me hace pensar que solo tu aunque no supiste amarme o quizad no llegaste a entenderte a ti mismo eres la única persona en la que a día de hoy sería capaz de luchar por tenerte. Idealicé nuestro romance con tanta ansia que el perdon, el cariño y los recuerdos se fusionaron de tal manera que cuando te pienso una sonrisa me ilumina el alma; una ilusión me llena … volver a verte, pasear por Euskadi como si el tiempo y los llantos hubiesen dejado de existir con la distancia, esa que lamentablemente terminó con la ilusión de nuestros sueños.

Me pregunto muchas veces que encontré en ti, no fuiste gran amante y tampoco gran luchador, me quisiste a la manera que quieren las personas cuando están destrozadas, un amor a medias e insulso, un amor conformado en el recuerdo de otros recuerdos no míos pero que te confundían … quizad te eche de menos y te quiera tanto porque fuiste la única persona que sin sentir me amaste de la manera que aman los corazones limpios pero destrozados, porque cada vez que mi grito de auxilio buscaba un halo de esperanza siempre estabas detrás sin amarme pero si para cuidarme, porque tu supiste entender que las hadas no les importa regalar sus alas para enseñar a volar al que necesita … hoy igual que ayer y cada día que no nos hemos vuelto a ver eres el primero que me has cuidado y me has pensado has sido tu.

Hoy quiero recordar ese día en que te cruzaste por el camino, era un quince de Agosto, día de Santas Madres y Marias piadosas, a que mala hora te cruzaste por el camino para que las de arriba se apiadaran de este corazón que al cruzarte lo dejaste herido de muerte. En aquel momento pude sentir la locura de un amor incondicional, una película que en mi corazón se quedó gravada, celuloide de esperanzas, sueños y lucha por un amor imposible porque debía reposar antes.

Viniste a pasar un fin de semana que se alargaron a diez días, días inolvidables que mientras no estaba aunque mi corazón yacía a tu lado fueron los más hermosos que recuerdo en los últimos cuatro años, noches dormida entre tus brazos vistiendo de sueños la esperanza de no perderte nunca aún sabiendo que tu corazón estaba frágil, noches de risas, de complicidad de magia … noches de mariposas que revoloteaban desde mi estomago hasta el tuyo .., te recuerdo, aquí esperando mientras grababas a sashita, mientras planificabas que hacer en una tarde de Agosto … no entendía, no entendía como tus ojos se perdían en los míos, como podías compartir tantas ilusiones y siempre estar presente sin amarme, no concebía que simplemente la nitidez de tu corazón te invitaba a cuidarme porque mi locura te había llenado el vacío de sueños y sin querer te había devuelto la ilusión de sentir sin querer … como mi fuerza, y mi amor eran suficientes para vestir un vacío de ilusiones del ser más empobrecido en la espera de entenderse al menos a si mismo.

Recuerdo el día que marchaste, lloré tanto que a día de hoy me vuelven las lágrimas sólo de recordarlo, era una noche de viernes, un viejo amigo me acompañó en mi suplicio y me confesó que estaba enamorado … esa noche aunque triste fue mágica porque mi ninfa marchó contigo a cuidarte a la espera de volver a encontrarnos.

Cuantas conversaciones eternas deshaciéndonos en ilusiones, conversaciones psicoanalíticas sobre ti mismo como reflejo de mi y yo de ti, esa ilusión ante la espera de volver a encontrarnos, a abrazarnos, a sentirnos; esa exquisitez para preparar ese momento que aunque corto se alargaba cada día con la ilusión de volver a encontrarnos.

No hay momento que no me llene el corazón al recordarlo, los buenos y quizad los malos, te analizo a ti que en la distancia entendiste de repente que no podías continuar sintiendo sin sentir y yo que me obligaba a entenderte como si fuese una esclava de la esperanza … noches de viernes en casa esperando que se hicieran las seis para ir a recogerte, para ver junto a ti el amanecer en la malvarrosa, noches de Euskadi vestidas de valencia intentando creer en un amor imposible pero hermoso.

El amor más romántico con los finales más tristes, más emblemáticos y más duros … el día que quise descubrir Euskadi perdi el corazón de un vasco. Fueron dos meses apenas lo que el amor tuvo contacto físico, en que nuestras almas se fusionaron para encontrarse pero las cumbres de las distancias y los sentimientos no entendidos o asimilados pudieron con la ilusión de una ninfa y un principe derrotado por un manuscrito hecho pedazos que fue arrastrado por las aguas del río.

Hoy, tras casi ocho meses de conocerte y casi seis de no haberte visto te recordé con cariño en un coche; un amigo en un coche, que más que amigo empieza a ser cuñado me dijo :

         Laura, el amor duele y no tienes que hacerte una coraza porque entonces dejarás de ser tu misma para ser una coraza que se niega a vivir con naturalidad el amor que es la espera y la paciencia, el tesón y el resultado de la lucha.

 

Quizad sus palabras no eran las exactas pero mirando hacia atrás la única persona en la que pensé que podría esperar hubiera sido por ti, he vivido otras ilusiones desde que marchaste, he conocido personas muy especiales … pero sentir con solidez y arropo sólo tu recuerdo; sombras de historias una tras otra de historias vividas.

Hoy, tras unas semanas de no escucharnos he vuelto a acordarme de ti, hace días que quería llamarte pero sabes que la miseria del día a día te priva de existenciales como el mismo teléfono y hoy al volver a escucharte he sonreido.

De todas las miserias como decía al menos una buena noticia, que al fin tu lucha ha valido la pena; que quizad en temas del corazón no conseguiste la plaza pero en el paraíso del tesón y la lucha por tus sueños has conseguido al menos hacerte un sitio en el paraíso de las llamas, espero buen amigo y eterno compañero que al menos ahora que podrás apagar fuegos empieces a matar esos fantasmas que queman y te hicieron sucumbir al avance de tus miedos y quimeras. Aquí como siempre las ninfas que otorgan y entregan estarán esperandote para abrazarte y celebrar lo que un día aquí empezaste … tu plaza para emprender el camino hacia el mundo de los apaga-fuegos.

Un besote Maitea, mi corazón quedó en euskadi pero tu destino sin duda empezó en Valencia, la ciudad de los Valientes.

Agur

Hay veces que la vida te da lecciones de humildad, lecciones que parece no aprender nunca una, lecciones que te escuecen en el alma y que gritan al vacío pidiendo auxilio.

Retomé mi amor por Maitea, las dudas de la distancia me abrumaron en un momento pero al pensar en él me di cuenta que mi amor era demasiado bonito como para ser tan débil de dejarlo así porque si de tal manera que retomé lo nuestro con todo el cariño y el mimo pertinente de una persona que apuesta con los ojos cerrados. Fran me visitó el fin de semana y yo le devolví la visita este puente. Nuestro fin de semana en Valencia fue maravilloso, perdiéndonos en los encantos del barrio del carmen, viendo Valencia desde arriba imaginando como podría ser nuestra casa algún día con un bello balcón con vistas al carmen y luego de vuelta a San Sebastián ese mismo miércoles.

            Llegué a San Sebastián ilusionada, compartir unos días en la tierra más hermosa con esa persona que quería, el jueves por la tarde en frente de un lindo paisaje me confeso que tenía miedo y que sus sentimientos no estaban claros.

            El viernes, por la tarde, sentados en frente de la playa más hermosa de España, la playa de la concha me dijo que no estaba preparado y que quería dejar la relación, pensaba en voz alta pero no solo era su oposición si no el dolor que le había dejado su relación fallida de siete años el que le cegaba y no le permitía ver más allá. De repente mi corazón quedó esparcido en mil trozos en aquella arena anaranjada … sabía que era algo complicado, que estaba pasando una mala racha, pero nuestras conversaciones de horas, nuestros sueños, nuestras ideas me habían hecho hacerme otra idea, otras esperanzas … pensaba que estaba empezando a apostar y a ser feliz a mi lado.

            Sentada en aquella playa pensé en coger el primer autobús para Valencia, que necesidad de hacerme pasar 4 días allí cuando me lo podía haber dicho por teléfono y haber podido llorar junto a mis amigos despotricando sobre lo horribles que son los hombres … entonces miré para atrás y pense que esa era mi penitencia por haber jugado con los sentimientos de otras personas que me habían querido de verdad … pasar tres días en un lugar de ensueño con una persona que me llenaba pero que había decidido seguir el camino sin mi.

            Una historia macabra, llorar las penas de amor al lado de la persona que te deja, de alguien que ha decidido hacer de la despedida el fin de semana más hermoso … Controversia de sentimientos, guardé mi corazón en un frasco, lloré y lloré, … triste despertarse en mitad de la noche con la persona que sientes hasta dentro y sentir un ahogo terrible en el mismo corazón pensando que nunca, nunca más ibas a tenerla al lado … mientras reposaba a tu lado durmiendo … y te abrazaba triste pensando que sus abrazos podían calmar tu desesperación.

            No conseguimos ponernos de acuerdo, quien era más desgraciado en ese momento si él que estaba perdido en el mundo tras haber perdido en su vida o yo que me había cruzado media España para recibir un castigo de algo que no había ocasionado. Que era más macabro que fuese tan ingrata como el decía de hacerle sentir culpable cuando había dejado de estudiar su oposición ese fin de semana con los exámenes a dos semanas, de haberme preparado un fin de semana de ensueño, de haberme abierto su corazón, de ser tan egoísta de no entender su situación o yo que al fin y al cabo nadie me había preguntado si quería pasar un fin de semana precioso mientras sabía que nunca más iba a recibir sus besos.

            Sólo sé que lloré todo lo que hacía falta, una cura de vergüenza cuando estoy acostumbrada a llorar en mi rincón escondida del mundo y tener que aguantar las lágrimas en las esquinas por no hacerle sentir mal … como actuar ante una situación que me desesperaba, sin lograr entender como podía dejarme cuando estaba disfrutando conmigo en ese momento.

            No puedo enfadarme con él, está pasando una mala racha, alguien le destrozó la vida y no ha aprendido a perdonar, no entiende, está cegado por su situación, perdido, amedrentado, destrozado … ¿pero y yo?, ¿acaso tengo culpa de que su vida no haya sido un río de rosas?, y la mía …

            Llegué a sentirme tan mal, tan perdida, tan extraña con la situación que llegué a disfrutar de la tierra, de las vistas, del momento … y mi amor, ese tan hermoso menguó a darme cuenta que las personas no son siempre lo que uno piensa, que de la calidez a la frialdad sólo hay un paso y que sin querer idealizamos las situaciones y luego no son lo que pensamos.

            Me di cuenta que nadie es quien para cuestionar, que las vidas de las personas les marcan y que solo aquellos que están dispuestos a perdonar son los que el día de mañana podrán volver a amar. Sé que algún día mirará atrás y se dará cuenta de lo que perdió, que valorará aquello que le entregué y entenderá que su dolor no tiene porque ser el dolor de los demás… Por eso no siempre se puede apostar y ganar … dosis de humildad.

            Me acordé de Charlie, con cariño, con fuerza, con intensidad … recordé aquellos días en Sevilla donde el corazón palpitó con fuerza y recordé como hoy de nuevo había vuelto ahorrar apostando sin tener en cuenta que el círculo continuará mientras no aprenda. Recordé como hoy es un buen pilar y aprendí parte de la vida.

            No tengo valor de odiar a maitea, porque mi sentimiento es tan hermoso y su razón tan evidente que he de ser madura y entender que cuando dos personas se encuentran en situaciones distintas no pueden ponerse nunca de acuerdo.

            Estoy tranquila porque sé que hice todo lo posible, que aguanté que escuché y callé sin salir corriendo …esta vez tuve valor para callar al ego y salir corriendo como siempre. Me acorde de un amigo, el día que pensó que éramos iguales, pues pude verme reflejada en él y ser consciente de todo el daño que había podido ocasionar yo en algún momento a personas que me han amado.

            Anoche salí de San Sebastián, nos despedimos como siempre, como si nada hubiese pasado … me llamó para ver que tal estaba y marché pensando que podíamos ser amigos. Al llegar a Valencia, se me calló el alma, el corazón se había quedado en Euskadi y no era capaz de sentir el alivio de volver a casa y sentirme arropada.

            No dormí en el viaje, no he dormido en casa … porque al volver notaba su vacío en mi cama sin haber compartido con él poco más de unos fines de semana. Entonces supe que no puedo ser su amiga, al menos ahora porque su dolor se me contagia con fuerza por verlo así y por hacerme sentir lo que no soy, una perdedora.

            Ahora estoy en la oficina, mantengo la forma sin dormir pero no he comido, no tengo hambre … tengo el corazón lleno de cansancio por no dormir y por haber aguantado algo que creo que tampoco merezco después de todo lo que he entregado. Así que hoy comeré mis penas, mañana si procede ya habrá más cosas.

            Así que hoy si, hasta siempre Maitea, te deseo lo mejor en tus proyectos pero esta vez amigo no voy a estar, porque estando muero en vida y merezco vivir con fuerza, recuperar mi vida, mi brillo y mi esencia.

            Hoy sé que gracias a Dios tengo a mi alrededor un grupo de amigos maravilloso y personas que me quieren, tengo mi vida, mi Valencia … mi yo misma. Gracias por estar ahí, ahora quizad necesite que me enseñeis a volar a mi un poquito.

 

  

El final de una etapa para llegar a otro, hasta pronto Maitea

" Hay decisiones que escuecen tanto que prefieres morir en vida antes que tomarlas. Te siento con locura pero mi cordura me dice basta, de padecer y hacerte sufrir a ti, me quedo con mis penas, mi amor y tus miedos.  Cuidate maitea, se fuerte y lucha por tus metas, eres grande como tu corazón y en la distancia siempre tendrás mi luz. ña de esa rubia mujer fatal con el corazón partido pero entera, y cuando escuches nena da conte podras sentirme. Tk y tkerre siempre"
 
            Acudiendo a los sabios dichos diríamos que todas las historias bonitas tienen finales tristes, ayer hicimos un mes pero las distancias, los miedos y las vidas independientes han podido con un amor hermoso pero distanciado … he vivido una de las historias de amor más perfectas y completas de mi vida pero no he tenido valor para afrontar estos obstáculos que la vida me ha puesto; el amor cuesta y si tiene solidez continúa pero Maitea tiene que vivir su vida y lograr sus objetivos en su tierra; vivirlos y superarlos … yo debo continuar en la mía y seguir luchando por mis sueños, por mi entorno y por mis objetivos.
Me duele el corazón, el alma y todo el cuerpo pero algo en algún sitio me da fuerzas para continuar, mi familia, mis amigos y mi vida caótica pero mía al fin y al cabo. Mi trabajo que aunque a veces me saquen de quicio es el que me permite vivir a mi manera y poder hacer frente a los obstáculos diarios.
 
Hoy soñé con Érika, desde algún sitio y aunque no me hable me dio fuerzas, su alma aunque esté resentida está a mi lado … Estábamos todos en una mesa, Lari, Bea, Marce con un chico nuevo y bajito y todos en general, estábamos en Valencia en un restaurante en el que habíamos estado escuchando música funky; ella estaba sentada a mi lado y todos hablábamos animadamente pero ella y yo no cruzábamos palabra pero conforme pasaba el rato ibamos dando fé que no había pasado nada hasta que en un momento todas se levantaron a bailar y nos quedamos las dos en la mesa, entonces como si nada entablamos conversación … le pregunté como estaba y me dijo que resentida, yo le decía que sentía haber herido sus sentimientos pero que todo se había ido de las manos de manera absurda, que la quería muchísimo y que para mi no había cambiado nada, entonces me abrazaba y me decía que no pasaba nada, que ahora la necesitaba y ella iba a apoyarme para superar todos mis miedos, que había conocido el amor hermoso pero que los obstáculos habían estropeado y que todo eso era una muestra de los mal que había hecho las cosas siempre, que había estropeado el amor de grandes amigas por personas que no me habían aportado nada y había pecado desde el principio en mezclar sentimientos cuando las personas que me había cruzado habían sido importantes pero no eran amores verdaderos, que el verdadero lo tenía lejos y debía tomar como muestra ese; que no siempre aunque se quiera se puede tener lo que una desea porque se confunden sentimientos y hay que hacer que los importantes primen porque son los que te dan solidez y en este caso era mi propia vida, mis amigas y mi familia.
Ahora debía apoyarme en ellos y luchar, ser fuerte para lograr mis objetivos, que la vida da mil vueltas y nunca sabes donde vas a terminar.
              Terminó la conversación diciéndome que lamentaba de corazón sólo ser amiga en mis sueños, pero que mi aprendizaje llevaba esas distancias y tenía que asumirlas, que algún día pasaría al mundo terrenal pero que no le preguntase cuando porque no quería comprometerse, que siempre estaba aqui y que si la necesitaba sólo tenía que llamarla y compartiríamos esos momentos allí mientras dormía porque de momento allí es donde yacía nuestra conexión. Entonces aparecía Marce, me miraba y le contaba a su novio que yo iba a ser la madre de su niña hace años, él le decía que le parecía una chica muy maja pero el se reía, entonces aparecía Larissa y le decía Marce, cada semana es una vida, y tu eres el primero que sabes q la vida va y viene, también los sentimientos.
Entonces aparecía Betty, ella no decía nada sólo bailaba con los ojos idos y me preguntaba como tenía el pelo.
Iba al baño y al volver estaba sentada en la mesa Rose, estábamos las dos sólas, me miraba y me decía que había una rubia estúpida que le había chillado y que pensaba pegarle un chicle; cuando me giré a mirarle era yo, entonces le dije pero si soy yo y me dijo, no, no eres tu ¿no ves que estás sentada a mi lado? … entonces me pregunté donde estaba … ella se reía … en los dos lados, pero tu tranquila que yo me quedo contigo y le pegamos el chicle las dos. Luego aparecían Cristi y el Super, se sentaban a nuestro lado y me preguntaban donde estaba Marce, les dije q no sabía porque al salir del baño ya no estaban. Entonces apareció maite con Betty que llevaba unas pinzas en el pelo y llevaba un pincel en las manos, entonces Rose me decía esta mujer lo arregla todo con bricolage … y ahí terminó el sueño.
En fin, la vida continúa y mis amigos, ya en sueños o en la vida real ahí están para apoyarme.
Así que esta entrada es una punto y final a un amor realmente hermoso que quedó en el punto más álgido, sin rencor y sin miedo y un punto y seguido para la ninfa que poco a poco vuelve a recuperar su esencia esa que le da vida y se la da a los demás.
 
 
 

Mi querido Fran

Mi querido Fran :

 

Han pasado apenas 24 horas desde que marchaste y te siento tan lejos que me abrumo; al llegar a casa sin querer un vacío me ha llenado el alma, la casa estaba hecha un desastre pero te he sentido tan cerca al entrar que no he querido tocar nada para que pareciese que no te habías marchado, pensando que quizad en un ratito tocases al timbre y saliese con los brazos abiertos para recibirte con las lágrimas que todavía no he logrado quitarme de encima.

            Betty dice que parezco un alma en pena y estoy segura de ello, pierdo mis pensamientos entre los libros y prefiero el vacío a recordarte porque me apena, sólo el escuchar tu voz en la distancia como ahora es lo que realmente me llena, lo que me calma, saber que estás allí y me recuerdas como lo hago yo ahora mismo.

            Los tatuajes de hena son una mierda, directamente … haciendo una encuesta en la familia la única que le ha encontrado algo parecido a una mariposa ha sido mi sobrina Angélica; le ha parecido precioso pero que le faltaba un poco más de color … le conté que el color se marchó a Euskadi porque en Valencia los tatuajes si no esta el autor cerca se quedan sin luz; no ha entendido demasiado pero enseguida me ha preguntado por ti, ¿y tu amigo tía?, ¿ha vuelto a su pais? … digo si … anoche … ¿me dice por eso estás triste tía?… (no me ha dicho la palabra triste pero algo parecido en el lenguage de los niños) … ¿pero va a volver a verte tía? … entonces se me ha hecho un nudo en el estómago y no he conseguido contestarle, no sabía que decirle hasta que ha salido un “No lo se”, entonces ella me ha dicho”si no vuelve no te preocupes tía que yo te busco otro novio” … entonces me he reido, que sencillas se ven las cosas cuando una es pequeñita. “De momento no, peque, la tía ahora quiere esperar” … ¿Por qué? … me dice “porque los chicos vascos son muy guapos y especiales”.

            Espero no haberle causado un trauma a la peque, probablemente debe pensar que Euskadi es un pais de otro continente; cuando crezca le podré dibujar en un mapa donde se encuentra y entonces me entenderá, no existen distancias si no miedos que hacen que los kilometos  crezcan hasta hacerse terriblemente gigantes y faciles de contar.

            Hoy pensé en escribirle un mensaje a Da dándole la razón de que esto de enamorarse es como un lastre, su filosofía de vivir la vida y no entregar el corazón es una manera eficiente de sobrevivir a las tempestades, pero por otra parte te curte tanto.

            Ayer hablaba con el super, voy a poner un nuevo rumbo a mi vida, quiero desconectar un poco de tanta gente superficial que no te aporta y llenarme de nuevas sensaciones, el primer paso mi bici. Hace meses que tengo a Xena abandonada de la mano de dios, está llena de polvo y tiene las cadenas por engrasar, y como no las ruedas necesitan hincharse … como yo, desinflada y olvidada … con una espinita en el corazón pero sobreviviendo; ojala hubiese corazoncitos portatiles que cambiar así de repente y levantarte por la mañana con el corazón renovado al cien por cien.

            Sabes, no imagine el dia que te cruzaste por aquella discoteca que iba a vivir una historia tan bonita como esta; seguramente si lo hubiese sabido esa misma noche te hubiese secuestrado directamente …

            He pasado todo el día pensando en ti, cada momento que pasaba me acercaba con fuerza a tu recuerdo hasta tocarte ; anoche conseguí conciliar el sueño agarrando fuerte tu colgante de escalador, intenté transmitir toda mi energía para que llegase hasta la tuya; dios, es que no tengo ni inspiración, te la llevaste entera y me he quedado vacía.

            Sé mi amor que debes pensar, que debes encontrar tu sitio y tu razón, sé que lo que hemos vivido y sentido es algo más que un sueño de verano, pero también sé que la realidad dista mucho de lo que sentimos; estaría horas hablando contigo por teléfono para curar la pena del día, estaría enganchada a ti … buf … Me pierdo.

            Suerte que esta semana es una semana dura en el trabajo y con un poco de suerte podré desconectar un poco …

            Me encanta hablar contigo cielo, tanto que toda la pena del día se marchó simplemente con escucharte, con encontrar el día de volver a verte … con sentirte cerquita aunque marchases … sabiendo que puedo contar contigo …

            Quiero que sepas que aunque marchaste aún estoy aquí esperando a que vuelvas, y buf, se secó mi inspiración … a la ninfa le cortaron las alas y en la caida al vacío quedó lastimada y asustada … pensando y confundida por algo maravilloso que ha vivido pero que no sabe si le herirá de muerte en la distancia. Por cierto mi amor, te añadi al messanger por si entras o sales que puedas acceder a mi pagina sin problemas.

 

 

            Un beso mi vida y hasta mañana         

Quiero soñar contigo

Hoy quiero exiliarme cielo, quiero estar contigo, quiero dejar que el mundo pase y las guerras que se rinden en mundos contiguos se queden al margen de este sentimiento; no quiero, quiero cerrar el mundo y sentirte hasta el infinito para sentirme arropada, para disfrutarte, para sentirte, para cuidarte … quiero que el paraíso de las sensaciones sea un círculo bendito donde los susurros envuelvan el corazón de ilusiones en el lecho divino de las caricias.

 

Hoy quiero sentirte, sin pensar, quiero que tus besos queden en mis mejillas plasmados para dibujar esa sonrisa que te cautive, quiero que en ese rincón de nuestro lago sea el lugar eterno donde disfrutar de nuestros abrazos, nuestros secretos, nuestras pasiones … quiero que en la noche podamos divisar las luces plasmadas en el agua, que divaguemos sobre si son las murallas que parecen reflejarse en la dulzura de sus aguas son las murallas que castigan nuestro sentimiento con la distancia.

 

Quiero soñar contigo, quiero soñar que esto es solo el principio y que cada día tu recuerdo se haga grande y pueda compartirlo contigo … no temo, porque saber perder es de ganadores y encontrarte ya fue mi primer triunfo.

 

Dejame que cierre los ojos y sueñe, dejame pensar que en el próximo viaje descubriremos juntos el misterio de otras lugares, que en el camino podremos compartir las experiencias vividas y aprovecharlas en los nuevos proyectos.

 

Me encanta escucharte, porque cuando lo hago descubro nuevos encantos que me empapan de ti, hago de tu curiosidad la mía y me introduzco en mundos nuevos que se transforman en viajes en los que nunca estuve pero en los que me siento identificada; te miro y ese brillo que se despierta en tus ojos me enloquece al imaginarme a tu lado en otros nuevos.

 

Me preguntas que encontré, porque en la tierra de la luz no me crucé con alguien con mi manera de ser, te respondo afirmando que soy selectiva y que mi corazón es rebelde y sucumbe al amor a su libre albedrío.  Me pregunto si quieres que lo encuentre aqui… o si simplemente analizas o comentas.

 

Estos días las raices de nuestros sueños se enlazan cual preciosa enredadera, nos miramos y casi olvidamos que mañana el mar de sensaciones que nos bautizan con la dicha serán un mar de lejanías … un espacio abierto entre nosotros para crecer mientras te recuerdo, mientras me sientes en la distancia, mientras te vistes entre mis letras, mientras la vida continua en cada lugar y en cada espacio … mientras las lágrimas se hacen sonrisas al recordarnos, al sentirnos y al contarnos.

 

Imagino un camino de aventura en la Isla del Hierro, junto al mar, compartiendo cada segundo juntos, riendo y soñando.

 

Anoche cuando yacía sóla en mi cama mientras tu divagabas en algún sitio de la casa tras fundirnos en el juego más hermoso del amor sentí por un segundo el infierno de una cama vacía y me pregunté a mi misma con pena que haría cuando en lugar de estar a escasos segundos de mi cuerpo estuvieses a tantos kilómetros de distancia, por un segundo el vacío fue eterno, tanto que pense que quizad no sería capaz de resistirlo pero me convencí que con haberlos vivido el recuerdo sería mi compañero de cama y tus caricias en la distancia las sentiría enteras cada noche. Pero mis pensamientos apenas duraron segundos, pues a tu vuelta al sentir tus manos sobre mi espalda los miedos desaparecieron y entonces supe que aunque te añorase la felicidad sería compensada el día que volviera a compartirlas contigo.

Estamos compartiendo tantos momentos que cuando los añore me vestiré de ellos, y cuando la nostalgia me envuelva volveré a ellos con ternura para curarla.

            Hoy te tengo a mi vera, viniste y aunque tu razón te invitaba a marcharte cuanto antes para evitar lo evidente la bolsita de especias con la que llene tu bolsillo la magia cautivó al corazón cerrando los ojos a la razón para vivir el momento con ansía.

            Anoche me decías que no insistiese, que yo misma me había enfadado por sufrir antes de tiempo, es cierto mi amor, es cierto … pero a veces los papeles se transpapelan y cuando te das cuenta parace que lo que yo escribi fue tuyo.

           

Quiero que sepas que el miedo ya no me pesa como antes porque ahora estoy convencida que mañana cuando te levantes buscarás mis letras para crecer en la mañana y acortar en la distancia esos vacíos de mi. Quizad sólo te vistas en el día, quizad la rutina de tu mundo te envuelva y te olvides pero sé que si tu cuerpo yace en otros brazos sentirás los míos cerca.

 

Quiero entregarte la luz de mi tierra para que al marchar la añores y vuelvas; quiero que me enseñes la belleza de las tuyas, quiero conocer tu mundo, quiero que se fusionen las sensaciones y sean eternas … pero el querer mi vida no entiende de destinos solo de esencia y sólo si estan quedan impregnadas en nuestros corazones no hará falta más lágrimas porque estas se transformaran en besos.

 

Ese día que cada vez más se acerca y que se me ha olvidado que llegará podré cogerte de la mano y con lágrimas en los ojos  decirte con ternura Agur Maitea.

 

 

 

Vestida de tus dudas, desnuda de las mias

Amanezco entre tus brazos, con sueño, otra noche más esperando quizad que esta noche no llegue la noticia de tu partida, haciendo oidos sordos a los kilómetros que me castigan pero viendo desde mi cama como los lazos se aferran a ella de manera natural, como si siempre hubieses estado en ella.

Miro a mi alrededor, me conformé con tus razones y las hice tan mías que la confusión que diviso en tus ojos empieza a ser costumbre; ya no la temo, no temo esa mirada insegura que castigaba con las puertas del infierno porque sé que el destino está marcado y poco puedo hacer contra él, porque cada segundo que a tu lado comparto se fortalecen las raices de un sueño hermoso que aunque sólo sea un sueño resulta cercano y hermoso. Entendí que las lágrimas llegarán solas así que para que adelantarlas y perder la virtud del momento; quiero disfrutar de cada amanecer como si fuese el último, de cada segundo con mimo.

Te recuerdo, recien llego al trabajo, entre mis sábanas junto a mi compañera estirada sobre la cama mirándote, preguntándose porque no llegaste antes para hacerle compañía … eso mismo me pregunto yo … Hoy tuve que salir corriendo, el sueño y la calidez de tus brazos me negaban rotundamente levantarme del paraíso, tener que dejarte allí para encontrarme con la rutina de siempre semejaba un castigo pordiosero del destino, tenerte cerca y no poder disfrutarte como te mereces. Me resistía a alejarme; al bajar al coche con la cabeza alli arriba me entristecí; no te había dado suficientes besos y no había tenido tiempo de dejarte algúna nota recordándote cuanto te sentía … me entristecí en el camino hacia el coche pensando que podía haber dejado más parte de mi allí arriba.

En el camino hasta el trabajo la música me parecía celestial, cada letra me recordaba a ti en algo … quien sabe, quizad tu esencia vino conmigo y al mezclarse en el aire todo se empapó de ti para sentirte a mi lado con fuerza.

Me enfado con el sueño, porque este adormece los sentidos; quiero estar despierta a todas horas para disfrutarte al cien por cien, para abrazarte, cuidarte, mimarte …Quiero que cada susurro se deslice suave a tus oidos para que en tus silencios los escuches y sea melodía que te hipnotice para que en tu partida anheles con fuerza mis brazos y necesites de ellos.

Ayer, mientras la ciudad de la Luz nos regalaba el placer de la ciencia en tus días de exilio fui consciente que nuestro amor está en un mundo paralelo, que la felicidad aunque sea corta se siente con fuerza … recordaba el día anterior sentados en frente de aquel lago, ese día junto al museo … ninguno de todos los lugares que vimos fueron escenario privilegiado del recuerdo comparado con la belleza de la sencillez de nuestras conversaciones, la complicidad de nuestras miradas, esa sensación mágica de mirar a los ojos del otro y divisar ese brillo divino, la chispa del contacto de nuestros cuerpos cerca tan sólo con tocarnos, escuchando nuestras historias que a ambos nos cautivan … esas sensaciones son las que visten nuestro recuerdo, esa comodidad es la que nos bautiza con la felicidad de habernos conocido.

Me pierdo, pues cuando las sensaciones han llenado el alma de dicha y plenitud, tormenta de realidades castigan los sueños; y te miro, y mis sueños, esos que siento y espero se pierden entre las divagaciones de tu realidad; en el abismo de tus miedos que aunque yo también los tengo los guardo en mi interior para no padecer antes de tiempo. Y entonces, esa magia que nos envuelve se transforma en silencio, porque no sé si mirar mientras conduzco hacia la derecha por si ves la lágrima que se me escapa; porque tus argumentos se han convertido en espinitas que pinchan al que bien late, porque soy consciente de las realidades pero no me castigo con ellas.

 

Mientras hablas por teléfono y yo conduzco  me pregunto si te crees tus razones o me intentas convencer a mi; creo que los argumentos no pesan más que las sensaciones, y que tus manos sobre las mías son las que demuestran que esto no es ningún juego, que cada día que pasa nuestro mundo interior se funde y se acerca más al del otro…

Te siento cerca, tanto que a veces me pregunto si no estuviste antes, o quizad si te estuve esperando; tus palabras dicen que no volverás ni me esperas pero tus sentidos se acercan con cariño a los míos y entonces el miedo se transforma en confusión, y la confusión en esperanza y entonces la esperanza vuelve a caer en el saco de las distancias rotas.

Entonces vuelva a mi cabeza aquella canción de Malú que casualmente suena en la radio en la oficina “Dime quien arranco tus ilusiones … “ … que desastre.

 

En la historia de tu piel
hay una página escondida
y un desengaño que esta vez
se ha vuelto a abrir como una herida.
 
Con los fracasos del amor
hay quien aprende la manera
de hacerse amigo del dolor
pero en tí aún quedan huellas
 
Desnúdate, de tus miedos de tus penas
libérame de esa duda que me rompe el alma
quién te hizo tanto daño
 
Dime quién arrancó tus ilusiones
quién ha llegado antes que yo
arrasando con los sueños que tenías
que culpa tengo yo que te amo tanto tanto tanto
 
Dime quién, cómo pudo destrozar tu fe
la que busco cada día
dibujando mis caricias sobre tu dolor,
si yo pudiera curar
tu corazón.
 
Me pregunto una y otra vez
por qué demonios llegué tarde
y aunque me quieres ya no sé
hoy te maldigo por cobarde
 
Desnúdate, de tus miedos y tus penas
libérame de esa duda que nos envenena
quién te hizo tanto daño
 
Dime quién arrancó tus ilusiones
quién ha llegado antes que yo
arrasando con los sueños que tenías
que culpa tengo yo que te amo tanto tanto
 
Dime quién, como pudo destrozar tu fe
la que busco cada día dibujando mis caricias
sobre tu dolor, si yo pudiera curar
tu corazón.
 
 

Intento identificar hasta que punto esta canción se acerca a mi sentimiento y al tuyo, me siento incapaz por tener que haberme paseado en el jardin de los lamentos ante una guerra que no siendo mía me ha tocado perder; me conformo y entiendo. Sé que necesitas crecer, que necesitas salir de tu rutina y vivir tus experiencias y lo comparto realmente pero quiero estar ahí para apoyarte y sentirte cerca, como ayer, hoy y cada día que no estes.

 

Así que mi amor, (me encanta recordar como te ríes cuando me escuchas llamarte así, intenté convencerte que es una manera de hablar, que llamo así a todas las cosas, mi gata o que se me pegó de alguna amiga en la manera aunque tu bien sabes que siento mis palabras como tus besos) vistete de tus argumentos para sentirte más fuerte  si quieres  porque yo sentada a tu lado yaceré desnuda entre ellos, a la virtud de tus recuerdos, que estos se hagan fuertes y eternos para que los desees como presente.

 

Que el amor nos bautice en estos días de la dicha de seguir disfrutando de nuestro sueño, ese sueño al que sólo llegan los privilegiados aunque sólo sea por unos días.

Las ninfas no quieren … solo esperan

Me gusta escribirte, porque mientras te es escribo tu presencia me resulta cercana y de tan cerca que te siento respiro tus besos  a mi lado ahora mismo, no recuerdo momentos tan hermosos vividos en el círculo del tiempo, quizad porque la felicidad me obnubila y me niego a creer que pronto partirás hacia tu destino porque a veces pienso que te esperaba en la ciudad de la luz … No quiero pensar en mañana, porque mañana será otro día y ese me tocará vivirlo … pero hoy, hoy quiero sentirte y disfrutarte como si fuera la última noche.

Había olvidado lo que es despertar entre besos, recuperar la energía ante la angustia del cansancio con la miel de unos labios cercanos que te arropan al levantarte para afrontar la rutina del día … hoy quiero pensar que cada día en tu ausencia los tendré en la distancia aunque no vuelvan, porque el sentirlos ha sido el manjar más placentero con el que desayunar cada día.

Mi querido Hermes, no … me niego a creer que esto será una despedida porque cada buenos días que he compartido a tu lado son la puerta a abrir de una sensación nueva, porque cerrar las puertas del placer y la felicidad son cerrar las puertas del cielo y es pecado de muerte negarte a tocar con los dedos la delicia de las sensaciones.

No quiero Hermes, no quiero … quiero pensar que mañana al despertar tu sonrisa estará grabada en mi almohada y tus manos, esas que siento en la noche y sujeto con fuerza para que no marchen quedarán sujetas a las mías aunque la distancia las separe; porque la ilusúion de volver a hacerlas suyas le dará la fuerza para resistir la ausencia en el lecho de una ninfa.

Dicen de las ninfas que son caprichosas , bendito capricho el amor intermitente que parpadea entre sus alas dándole fuerza al corazón para latir en sincronía al ritmo de los besos … Dicen que las ninfas no tienen miedo, porque sus alas le permiten volar cuando en la tierra los oceanos inundan de tristeza sus bosques, porque su magia le permite darle la vuelta al destino cuando las sonrisas se convierten en lágrimas … porque ellas pueden volar y no temen a la distancia; pues con el chasquillo de sus dedos pueden aparecer y desaparecer cual río subterráneo que en el curso hasta su desembocadura ; pues aunque el cauce sea curvo o las pendientes sumamente inclinadas él sabe que nunca perderá su agua … porque esa esta llena de recuerdos y experiencias que le dan la solidez suficiente para seguir su curso.

Hoy quiero cerrar los ojos y sentirte, hoy no quiero pensar en mañana … hoy quiero darte mi mano y que vueles conmigo sin miedo, no temas mi amor que cuando bajes a la tierra la experiencia de tu viaje te dará fuerza y soltura, te dará vida y sangre para continuar tu camino sin miedo … Siente conmigo en el vuelo la frescura del aire, el placer de la libertad sin cadenas que te castiguen, el calor de mi pecho entre tus brazos sobre mis alas, vuela …Hermes, vuela a mi lado … siente entre tu cuello mis besos, el placer de mis caricias, vuela y no pienses … Pues sólo desde arriba buen amigo podrás ver lo pequeñitos que son los problemas, lo irrisorios que resultan los problemas que tuvimos y los recuerdos esos que nos apenan no serán más que una experiencia que te curtió y te hizo aprender.

Quiero ver en tus ojos el brillo de un adolescente, el renacer de un viajero, la placidez del errante, quiero ver en tus ojos la complicidad de un aventurero, ese que el destino te dejo guardado en el armario para vivir la rutina compensada pero perdida … quiero que sientas, que sueñes, que vivas … Quiero mi querido Hermes que no pienses en mañana, porque ese llegará solo y hoy, solo hoy la virtud de los placeres y el amor correspondido será la que te devuelva las alas para volar cuando la rutina te haga esconderte entre las piedras para llorar las penas del recuerdo.

Hoy mi amor quiero darte mi magia, esa que me regalaste al conocerte, esa que me llena y me hace olvidar que mañana no estarás, esa que me rejuvenece … quiero entregarte el saquito de especias para que en el retorno a Euskadi puedas llevarlas en tu bolsillo para no olvidarme … He de confesarte aunque me pese que en ese saquito meteré algunos besos fuertes y sólidos para que los anheles y en la distancia los añores para pedirme que vuelvan.

Cada momento vivido será el pañuelo que seque la pesadez de las lágrimas, porque el tiempo a tu lado es corto y las sensaciones largas, porque cada momento es grande y hace olvidar que mañana el silencio se apoderará del recuerdo, pero eso será mañana.

Quiero vivir con intensidad, sentir hasta morirme y quedarme seca, porque aunque partas siempre podré decir que sentí hasta el infinito; es posible que al crecer el cariño crezca el dolor, pero no me importa porque mi llanto reposará entre cojines de recuerdos hermosos y besos sentidos con fuerza.

Las ninfas son valientes y los viajeros experimentados,¿ pero quien dice que el viajero no puede aceptar en el camino la compañía de una dulce ninfa? … al fin y al cabo es viajar en el camino de los sentidos y las experiencias … No temas mi amor, que lo terrible llegará pero lo hermoso hay que vivirlo.

Los viajeros son desconfiados, en su camino han de andar con mil ojos porque siempre hay peligros que le pertuban, experiencias que les curten pero les duelen y hacen de la razón su aliado porque saben que han de partir y el corazón a veces no quiere … pero amigo, has de saber que las ninfas tienen poderes y saben cuales son los secretos de los viajeros … ellos caminan pero en el fondo sueñan encontrar un bosque frondoso donde sentarse cada día a contar sus experiencias. Ellos saben que tarde o temprano el cansancio les castigará y aunque su sed de crecer sea grande su destino será contar sus experiencias para curtir a los demás.

En mi saquito, ese que esconderé entre tus bolsillos sin que te enteres le pediré a las meigas del norte que pienses en mi … porque las ninfas sueñan estar cerca de los viajeros y ellos siempre necesitaran haditas buenas que les acerquen a aquellos que deseen escuchar sus historias.

Y que atardezca cada día cual atardecer en un lago de agua dulce junto al mar para que el destino no penda de un mechero que quizad cayó entre las aguas o quizad desapareció sobre un mastil que no encontramos, que las aguas sigan su rumbo pero los recuerdos permanezcan … no tengo miedo a la distancia, no quiero, porque tarde o temprano lo que aleja no son los kilómetros si no el haber tocado el cielo con los dedos y haber preferido quedarte en la tierra y abrir la puerta del infierno.

 

 

 

Hasta siempre o hasta pronto pero siempre hasta

Me pregunto porque tu miedo se transforma en valentía para robarme la alegría y transformarla en recuerdos, me pregunto porque teniéndote a mi lado aunque sólo sea un día cierre los ojos y me plantee luchar por algo incorpóreo, difícil y lejano. Que hiciste con mi cordura para que en dos días se transforme mi lasciva imagen de mujer fatal en la de un corderito degollado sin hambre, para que mi mente quede encandilada preguntándose porque algo tan hermoso no puede seguir su camino.

 

Me pregunto porque mi cama, tan vacía de sentimientos durante todo este tiempo ahora se ha llenado de repente hasta desbordarse de amor y transformarse en lágrimas teniéndote sabiendo que con tu próxima ausencia terminará nuestro sueño; me pregunto porque el destino me ha engañado de esta manera haciéndome sentir algo precioso para que con la misma intensidad que llegó se marche dejando un silencio amargo y despóta, un silencio sin cuerpo ni fundamento, un silencio que desemboca en el castigo de haber conocido algo hermoso y sentir que lo has perdido.

 

No sé que me entristece más si haberte sentido y saber que quizad lo nuestro hubiese llegado a otro rumbo o reconocer que los comienzos de algo complicado son maneras de retorcer el destino y forzarlo a sucumbir en la lucha; hoy, desde mi oficina, con sueño y con tus besos entre mis labios todavía me siento extrañamente feliz y dolida, castigándome pensando en porque sin poder disfrutar de lo que nos queda; equilibrando en mi corazón si dolería más tener tus besos en la distancia y esperar hasta encontrarlos o saber que no se ha querido dar la posibilidad a ello.

 

Me preguntas sorprendido porque en dos días soy capaz de sentirme así, afirmas que soy una soñadora, idealista y exagerada …la culpa es tuya porque entre tus brazos me he sentido arropada, porque me has devuelto la sonrisa y la ilusión; porque en dos días me has demostrado que la dulzura y la complicidad van cogidas de la mano y una no deja de sentir por endurecer su corazón si no parque en el camino del amor sólo hay sitio para los grandes y siempre hay un momento para encontrarlos.

No supe más de tu vida que aquello que quisiste mostrarme, me resisto a creer que no has sentido como yo pues tus besos fueron tan sinceros como los míos … pero entiendo, entiendo que no es tu mejor momento, que son ganas de complicarse, que la vida ya es suficientemente compleja como para poner el corazón herido a la intemperie de nuevo a la virtud de nuevas aventuras donde la distancia; no se donde me llevarán mis alas pero si sé quien podría cortarlas.

 

El secreto del éxito es arriesgarse, hay quien se arriesga y gana y hay quien prefiere quedarse con lo sencillo a aventurarse a algo que de antemano ya le castiga.

 

Hoy estoy triste, porque no entiendo pero feliz de haber vivido algo realmente bonito.

 

Quiero que sepas que esta ninfa, esa que presume de ser la más poderosa y querida en su propia luna hoy se siente derrotada ante el extranjero que vuelve a su destino porque aunque sabe que su viaje era inminente y su decisión la correcta no puede creer que haya acariciado el cielo por segundos para volver a la tierra de inmediato; se pregunta cual ha sido el fin si demostrarle que existen personas que te tocan el corazón o que aquellas que tu anhelas no están a tu alcance.

 

Quien me diría que en mi treintena de mujer independiente y vida loca una ilusión de un amor de verano me impactaría como la de una adolescente que le roban el primer beso; que me volvería a doler el corazón pensando en la partida y a arrancar una lágrima pensando en el nunca más.

 

Así que guardaré tu recuerdo como el de un aventurero Vasco perdido en sus lamentos y su exilio que pasó por mi vida con fuerza unos días hermosos y que a pesar de que no pudo resistir la idea de volver a tenerme cerca me sintió y cuidó con la intensidad perfecta de un amor de verano.

 

Espero mi amor que me recuerdes, que no caigan en el olvido nuestros besos y cuando la fuerza tambalee pienses en mi por si te alivia, que me sientas cerca cuando me necesites y sepas que estoy aquí para darte la mano si caes y devolverte la fuerza en una sonrisa.

 

Hoy sabrás que Valencia tiene un encanto especial; un recuerdo, un paréntesis, una sonrisa, que aquí está una amiga que te ha sentido y te sentirá cuando partas porque el corazón tiene razones que la razón no entiende y la mía has sido tu.

 

Hoy sé que las historias bonitas siempre tienen finales tristes, pero también que los recuerdos siempre quedan, aunque los míos se van a Euskadi y no volverán más.

 

Así que sienteme ahora, mañana y siempre porque en Valencia alguien siempre, siempre que quieras estará esperando volver a verte para darte un fuerte abrazo y en la distancia, esa que para mi no pesa porque no la encuentro permanecerás en mi recuerdo con el cariño y la ternura de un amor empezado y terminado pero realmente vivido.

 

Un beso, de esos tantos miles que te he bautizado estos días, y después esas palabras que se han sentido pero no se dicen por si resulta son demasiado fuertes.

 

Hasta siempre, o hasta pronto … pero siempre hasta

 

Tuya Laura , ninfa con alas porque quiere al fin y al cabo eso si puede decidirlo.