Para un corazón q no me merece

No puedo llenar tus ausencias porque al llenarlas me quedo vacía … perdoname si llené el corazón de palabras, sabes que las palabras salen solas y los sentimientos se quedan dentro.

No puedo solucionar tus problemas, porque solucionádolos los hago míos y no me siento preparada.

A veces el destino te une y te hace sentir cosas maravillosas, son sólo eso cosas que cuando pasan por el filtro de la razón le dan una sentencia de muerte, el filtro de la experiencia es duro y deja el corazón a un lado para que no sufra.

No me preguntes porque, pues no lo sé, te diría quizad que busco otra cosa, te diría que mientras dormías y mi cabeza y mis brazos con la dulzura de una noche de pasión y confidencia me preguntaba a mi misa si quería volver a dormir otra noche o mil más o prefería despertar sóla feliz y tranquila sin sentir. Y la razón me dijo que aún no estoy preparada para compartir más noches con alguien.

Eran las nueve, ya hacía horas que entre sueños me preguntaba si anhelaba dormir en mi cama o junto a ti más tiempo y entonces supe que estaba confundida, y cada noche que compartiese a tu lado sería un segundo más para abrir tu corazón y secar tus heridas para que quizad con mis dudas pudiera herirlo de muerto otro día… y entonces mi corazón resignado decidió llegar al consenso con la razón y poner arena por medio para que las olas del veraniego mes de Julio te arrastrasen a otro amor puro que no dudase si dormir o no a tu lado otra noche.

Me duele, me duele que pienses que sólo esperaba de ti una noche de sexo, sabes que el sexo para mi no es importante, no lograrás entenderme porque no tengo razón ninguna, sólo pienso que no soy la persona indicada para curar heridas de alguien que debe aprender a curarlas por si mismo. No tienes la culpa, un día limpie con mimo las heridas de alguien hasta devolverle la vida y hoy, a día de hoy sigue sangrando el mío pensando porque debió enseñarle a crecer sólo y no ser su pilar porque al dejárselo me quede sin pilar propio para desmoronarme cada vez que vuelve a entrar en mi vida al reconocer que me equivoqué.

Quiero que me perdones si en algún momento te hice sentir más de lo que esperaba, mi error es sentir y vivirlo sin pensar que las personas también esperan, no puedo excusarme de ser como soy porque tendría que volver a nacer, sólo puedo decirte amigo que una reacción a tiempo duele menos que una a destiempo.

Dos días tampoco son el comienzo de nada realmente, lo sé, pero también sé que has sentido y q la vida no te arropó como tu te merecías, y como soy consciente que no voy a poder hacerlo mejor dejar q aprendas a arroparte solo.

Quizad esta experiencia no ha sido tan catastrófica, habías perdido la esperanza y has comprobado cielo que puedes volver a sentir, que tienes la oportunidad de rehacer tu vida y ser feliz porque el mundo está lleno de personas y no con todas se conecta y has logrado hacerlo de nuevo … quizad senyor maulet el destino te ha abierto las puertas por una vez y ahora ya abiertas estarás más preparado para sentir.

La vida no es una cuestión constante, las cosas no tienen un porque, sólo pasan.

Para mi hubiese sido sencillo comenzar algo q me gusta, sin esperar, sin pensar, simplemente vivir … eso cielo, ya lo hice muchas veces y esta vez no, porque tu mereces algo mejor y pronto lo encontrarás.

            Y si, quizad esté loca porque no me entiendas … pero como siempre dije, no se lo que quiero pero si lo que no quiero y esta vez lo que no quiero es jugar con tus sentimientos porque son nobles y no lo mereces.

            Un beso y hasta siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *