Restos

Este fin de semana rescaté de casa de mi hermana los restos de una ruptura que estaban guardados en una bolsa azul, mi plancha con la que logre sobrevivir, mi secador que funciona cuando quiere, una bolsa de mate con dos mates y una bombilla que no volví a usar en meses, mi equipo ligero de buceo y unos pies de gato que estrené una vez … todo vuelve a casa, como siempre a ocupar el lugar que debían … de momento sólo me queda en casa de Betty la silla de mi ordenador … las etapas cambian para que lleguen otras … se calman las turbias aguas para dar paso al remanso de paz, tranquilo y sosegado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *