Alimentando el espiritu de las experiencias

“Las vidas son los ríos que va a parar al mar …. “ … así empieza o se asemeja un poema muy conocido de Jorge Manrique si no me equivoco … Jorge fue un poeta que rompió con la época evocando los principios del renacentismo haciendo de la propia vida o la muerte naturaleza pura y lírica … desde que lo conocí me pregunté como una cosa tan fea como la muerte puede hacerse tan hermosa cuando mezclamos con ella cosas tan cercanas a nosotros como la propia naturaleza.

Así sigue mi vida, como un río en su curso y tras los remolinos, las cascadas y algún otro aljibe desboradado en el camino comienza un remanso de paz para seguir su camino hasta el mar … Si, por fin … Era un final esperado pues al fin y al cabo el trabajo da su fruto a principios de mes y por fin una se levanta algo más sosegada pensando que poco a poco su pena se va apaciguando.

Empezamos quizad por el nuevo miembro de la familia que ha llegado a casa, esta vez en casa de mis padres … un pequeñajo pero entrañable chuchillo que me cabe en la palma de la mano, su nombre Brutus … me pareció tan divertido ver aquella pequeña cosita con ese nombre tan fuerte y potente …

Ana ha mejorado, este fin de semana cuando fuimos a comer ya estaba de parranda con sus amigas en el Donaire de compritas … han pasado dos semanas y mi niña ha recuperado la fuerza y las ganas de vivir, más ahora que nunca … la vida continua y con ella su rutina. El Feta el pobre está de relax, el lunes pasado le operaron de su fístola y anda el pobre abierto en canal pero con su fuerza característica nada le va a resultar demasiado complicado.

Betty disfruta de sus días sin niños … esta chica no se de donde saca la energía pero me va a dejar seca. El domingo nos acostábamos a las ocho y pico de la mañana y a las nueve y media ya le perdía el rastro porque almorzaba por segunda vez y a la tarde se fue a la playa y luego a la piscina … me dejo preocupada pero bueno, que aproveche su tiempo ahora que puede

Ha sido curiosa la experiencia del fin de semana … el viernes salimos con Rosa, fue toda una odisea la que nos monto el Space Cenit, de repente la puerta de atrás decidio que no se cerraba y no había manera de cerrar el coche, asi q lo dejamos aparcado en jornada de puertas abiertas … y es que el viernes decidió ser hippie y ampliar horizontes, dejar que lo visiten los de fuera como hacen con el parlamento el día de la Constitución, para que todos lo vean. A Betty no le gusto demasiado la idea y se enfadó bastante cuando no podía evitar morirme de risa cuando aquel aparato electrónico se rebelaba contra la sociedad, los límites y las censuras y gritaba a pitido limpio su libertad de ampliar horizontes y decidir terminar con su censura.

La curiosidad y ampliación de Space Cenit duró hasta el sabado por la tarde hasta que nuestro amigo Yoel se prestó a ponerle los puntos sobre las ies, levanto el capó y solucionó su crisis existencial para que funcionara como siempre, cerrandose cuando tocaba.

El sabado conocimos a Vicente … cuando estabamos en casa con Betty le dije que no me hacía mucha gracia eso de volver a quedar con alguien que no conocíamos, que luego nos encontrabamos cualquier cosa y que … al llegar a Ánimas me quedé sorprendida … hacía tiempo que no conocía a un chico tan guapo … buf, por un momento me dio la risa …este chico, ni de coña, un mujeriego de narices … pero conforme fue evolucionando la noche descubrí muchas cosas que me soprendieron. La verdad es que me encandiló, ese juego … tan cercano, tan especial … me sentí como una niña cuando mira a ese chico guapo y se pregunta si realmente tendría esa opción …esa incertidumbre del si o no … ese encanto … No sé que me gustó más la sensación de sentir ese repelús después de tanto tiempo o la sensación de que al despertar el domingo por la mañana se hubiese marchado sin ser más que eso, un capricho, sin desesperar …Entonces recordé sus palabras, cuando hablaba de la madurez, de la calma … Esta etapa desde que conocí a Jose me ha dado mucho que pensar, quizad que ahora primen otras cosas y esta fase sea secundaria.

El domingo por la tarde vino la segunda sorpresa, hacía tiempo que no iba al cine y tenía ganas, había decidido ir sola, al fin y al cabo lo que me gusta es ver la peli, no necesitaba compañía pero por la mañana  envie un sms al mejor compañero de películas.

Me sorprendió pues mi compañero de pelis aceptó la sugerencia y con ello un reencuentro muy bonito con un buen amigo. Del invierno al verano sólo hay unos siete meses pero estos sin duda habían sido un paréntesis de silencio que las casualidades del destino habían invitado a reencontrar. Sentí de nuevo esa complicidad, últimamente me he encontrado con tantas personas con las que no he congeniado que volver a sentirme cómoda y feliz al lado de alguien me hicieron darme cuenta que no era yo la que estaba fallando en el camino si no simplemente que hay personas más afines y otras menos. Su vida continuaba como siempre, más o menos … ya sabemos que los principes del equilibrio suelen sufrir pocas fluctuaciones en su vida cotidiana, por eso se hacen llamar así. Además esta segunda parte, quizad en mi mente más veraniega venía cargada de otro tipo de sensaciones, ya no tan profundas, románticas y esclavas si no mucho más viscerales, sensuales y atrevidas.

Podría entonces resumir este fin de semana como un descubrimiento hacia mi misma, hacia mi madurez o paz en el sentimiento, esa sensación de libertad y manejo de los hilos a mi manera … sin miedo …

Y es que una gran amiga me enseñó que para ser feliz y encontrar el equilibrio es lograr plantarle cara a los miedos, es sólo entonces cuando los fantasmas desaparecen y ves las cosas con claridad, naturales, enteras y sencillas. Y es que Puri es una chica estupenda que el mismo domingo en la playa me enseñó la segunda lección, sólo las personas puras y con gran corazón son las que triunfan porque si llenas de vanidad tu alma llenas tu vida de soberbia y falsedad … que cuando alguien siente con el corazón sin sentirse superior a nadie ni a nada es cuando logra ser humilde y no sufre por pensar que el resto de personas que hay a su alrededor no valoran sus acciones porque esas decisiones o acciones que ha hecho son fruto de la naturaleza de un corazón hermoso y entregado al mundo, un corazón humilde … sólo los corazones que entregan sólo con la intención de obtener son los que padecen … esos son los corazones estropeados y egoístas.

Quizad sea el momento de establecer algo de paz en nuestras almas, de ordenar y sentir esa tranquilidad que te hace evolucionar en tu vida y en tu camino … Un momento de crecimiento en la vida personal y el día día viene generado por un crecimiento espiritual … vivir sin esperar …

Esta mañana me levanté con sueño pero feliz con una sensación extraña de placidez, de haber logrado las metas o entendido, una sensación de triunfo sobre los sentimientos y el corazón …Como si de repente las cosas se viesen claras … que una no ha perdido la ilusión por el amor o encontrar a alguien especial pero desde luego que lo vive de otra manera

 Lo definiría como esa sensación de tranquilidad de no vivir el esperar lo que llegue si no saber cuando lo vives que aunque no haya estado al lado se haya sentido, algo así como sentir “ no sufras por la incertidumbre, es perder el tiempo, vive ese momento con el alma y sientelo porque será realmente lo que te llene y lo que te muestre el significado” , el tiempo donde intentas exigir es tan sólo un cúmulo de ideas confundidas que te desesperan y posiblemente te alejen de tu fin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *