Hoy me perdi de tu mano por las calles de la Habana Vieja

Hoy me perdí de tu mano por las calles de La Habana vieja, dichosa ciudad que soñó el paraiso y se quedó a medias; ciudad emblemática y misteriosa, cautiva de un progreso en las letras pero presa de sus propios miedos.

Hoy me perdi de tu mano en las calles de la Habana Vieja, ensombrece el estío de tus aspiraciones que vistes en lienzos de agonías y represiones, más en tus ojos brilla esa chispa que hipnotiza la esencia de aquellos que se conforman y viven pero confian y crecen.

Hoy me perdi de tu mano en las calles de la Habana vieja, sigo tus pasos acordes vestidos de musica y ensoñaciones, tonos de una guitarra, pincel de las tentaciones, sombras ennegrecidas al ritmos de unos tambores.

Hoy me perdi de tu mano en las calles de la Habana vieja, embelasada con tu sonrisa admiró aquellos colores que escondidos tras el lienzo solo ven los triunfadores, sonrisa vestida de negro en arcoiris de sensaciones.

Hoy me perdi de tu mano en las calles de la Habana vieja,  semejan estrellas fugaces las oportunidades a ojos de los que no esperan, impaciente impulso el de aquellos que no disfrutan sus ocaciones.

Hoy me perdi de tu mano en las calles de la habana vieja, cierro los ojos y me dejo llevar, dibujo de tus palabras cada rincón escondido, escucho las olas, absorbo el mar deleitando mis sentidos.

Hoy me perdi de tu mano en las calles de la Habana vieja, hoy siento tu mano más cerca … porque hoy  entendí el dolor de los que aman su ciudad pero no les dejan

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *